Una excelente manera para enseñarle a los niños a ir al baño jugando al “tiro al blanco”

Si eres mamá de un varón ¡alégrate! Este es el dispositivo que esperabas para enseñarle a tu hijo a dejar los pañales.

Una excelente manera para enseñarle a los niños a ir al baño jugando al “tiro al blanco”

Son muchas las situaciones difíciles que ocurren cuando el niño comienza a dejar los pañales y los papás tratan de educar a sus hijos para ir al baño. Los accidentes no esperados en el auto, en la casa o en la calle son un verdadero problema. Y ni contar las tablas mojadas para las mamás.

Todo esto hace que la tarea de enseñarle el control de esfínteres a los pequeños sea una de las más difíciles hazañas que deben asumir los padres tanto de niñas como de niños.

Pero especialmente las mamás de varones la tienen más difícil, porque además de estar en territorio que no les es familiar, el enseñarles a los niños la puntería para no hacer un desastre en el baño lo hace aún más complicado.

Afortunadamente para estas mamás han desarrollado un aparato para entrenar a los chicos en el arte de “apuntar al inodoro”, que verdaderamente puede ayudarles a facilitar el desarrollo de esta habilidad.

No sólo sirve para niños pequeños

Pero no son solo los niños quienes pueden aprovechar esta herramienta, ya que cuenta con una función de luz nocturna que permite tanto a grandes y chicos ir al baño de noche al baño con menos probabilidades de apuntar mal, lo que disminuye considerablemente los desastres en esa delicada área de la casa.

Aquí llegó el ‘Toddler Target’ (tiro al blanco para niños)

El dispositivo está compuesto por una luz que se enciende con baterías cuenta con un sensor de movimiento que se ajusta a la tapa interior del asiento del inodoro. Funciona proyectando un objetivo luminoso dentro de la taza del inodoro, que vendría a ser el blanco para que los pequeños apunten allí al momento de orinar.

Mira también:  Confesión de la vida real: "No me gustó para nada la etapa de recién nacido y de bebé de mi hijo"

Lo que se trata de lograr es que puedan usar el inodoro de forma independiente y con más confianza.

El dispositivo también es muy recomendable para los pequeños que tienen necesidades especiales y para aquellos que les resulta más fácil aprender de manera visual.

Aprender jugando

Con el uso de esta herramienta se aprovecha el gusto innato que siente cada niño por jugar. Y esto del tiro al blanco para ir al baño se convierte en algo divertido y que ellos sin duda disfrutarán, dejando de lado los conflictos que provoca aprender a orinar en el inodoro como lo hace “la gente grande”.

Por todo esto que hemos descrito este dispositivo es ideal para todos los chicos que están en el proceso de aprender a ir al baño. Y ni hablar de las horas ahorradas a las madres en limpiar los pequeños desastres de los niños que aprenden a usar el inodoro. ¡Realmente parece ser muy útil!

Deja un comentario