8 momentos en los que decantarse por la reproducción asistida

¿Cuál es el momento indicado para acudir a una consulta de reproducción asistida? Descúbrelo aquí.

Llega una etapa en la que una mujer siente que ha llegado el momento de convertirse en mamá, sin embargo, en ocasiones y por diversos motivos, lograr un embarazo no resulta tan sencillo. El estrés del ritmo de vida actual, el retraso de la maternidad por motivos laborales, la edad, no tener pareja o padecer algún tipo de patología, son algunas de las posibles causas.

Frente a este tipo de dificultades surgen alternativas como los tratamientos de reproducción asistida. Una medida a la que cada vez recurren más personas para cumplir su sueño de tener un niño sano.

Pero… ¿cuál es el momento indicado para acudir a una consulta de reproducción asistida?

1. ¿Eres mayor de 38 años?

El número de óvulos de los que dispone el cuerpo de una mujer, disminuye con el paso de los años. A partir de los 35 años la calidad de los óvulos empieza a descender. A esto se suma que  pasados los 40 años, más del 50% de los óvulos que produce el cuerpo de una mujer padece alteraciones.

Con el paso de los años, los ovarios también van envejeciendo y el proceso de maduración de los óvulos se vuelve más difícil, llegando incluso a darse ciclos menstruales sin óvulo.

Los avances técnicos son, sin embargo, muy esperanzadores a la hora de superar estos obstáculos para concebir. Por ejemplo, los tratamientos con ovodonación constituyen una opción muy recomendable, ya que si el tratamiento se realiza con óvulos de donante joven, el porcentaje de éxito aumenta considerablemente.

Mira también:  ¿Por qué no quedo embarazada?

No obstante, el doctor Aurell, del Hospital Quirónsalud Barcelona, recomienda realizarse una prueba de reserva ovárica para conocer la cantidad y calidad de los ovocitos y determinar cuál es la mejor opción de tratamiento para la paciente.

2. ¿Llevas mucho tiempo intentando quedarte embarazada sin éxito?

En muchas ocasiones el embarazo tarda en llegar más de lo esperado, incluso en parejas jóvenes con hábitos de vida saludables. Entre las posibles causas pueden encontrarse problemas ginecológicos o andrológicos, factores emocionales, la frecuencia con la que se tiene relaciones sexuales o incluso factores genéticos desconocidos. Hay ocasiones en las que la espera puede afectar a los pacientes generando sentimientos de frustración, culpa e impaciencia.

Algunas unidades de reproducción asistida compuestas por equipos multidisciplinares, como las del Grupo Hospitalario Quirónsalud, ofrecen apoyo psicológico, cercanía y un acompañamiento continuado y personalizado durante todo el proceso, algo que sin duda, resulta de gran ayuda para obtener el éxito.
3. ¿Existe algún problema ginecológico, andrológico o genético?

Tanto los hombres como las mujeres pueden padecer algún tipo de problema que tenga como consecuencia la infertilidad: ovarios poliquísticos, endometriosis, espermatozoides de baja calidad…

Muchas parejas también acuden a centros de reproducción asistida por padecer, o tener antecedentes, de alguna enfermedad genética que pueda condicionar la salud del bebé.

Actualmente, existen unidades que disponen de herramientas de Diagnóstico Genético Preimplantacional para realizar el estudio genético de una condición concreta del embrión antes de ser transferido al útero, con objeto de prevenir algunas enfermedades genéticas o alteraciones que puedan comprometer su viabilidad.

4. ¿No tienes pareja?

Cada vez es más habitual que una mujer soltera decida afrontar la maternidad en solitario.

Mira también:  ¿En qué consiste un tratamiento de fertilidad?

Gracias a técnicas como la fecundación in vitro, la inseminación artificial y a los bancos de esperma, una mujer puede lograr un embarazo.

5. ¿Tienes una pareja del mismo sexo?

La reproducción asistida es la respuesta perfecta para las mujeres que viven en pareja. La inseminación artificial o la fecundación in vitro realizadas a partir de semen de donante son algunas de las opciones más recomendadas para este tipo de casos.

6. ¿Quieres conservar tus óvulos para más adelante?

Muchas mujeres deciden retrasar el momento de ser madres por encontrarse centradas en su trabajo, por no haber encontrado a la pareja adecuada, etc.

El hecho es que a partir de los 35 años la calidad y la cantidad de los óvulos desciende notablemente, por lo que vitrificarlos cuando están en su mejor momento es una opción que puede ayudar notablemente a las mujeres que han decidido retrasar su maternidad.

7. ¿Vas a iniciar un tratamiento oncológico?

Algunos institutos de reproducción asistida te ofrecen la posibilidad de conservar tus óvulos antes de iniciar tu tratamiento para preservar tu fertilidad con vistas a ser mamá en el futuro.

Los pasos para la extracción de los ovocitos son los mismos que se dan para un tratamiento de fecundación in vitroestimulación ovárica y extracción de los ovocitos. Después, en lugar de fecundarlos, se produce la vitrificación y almacenaje.

8. ¿Has sufrido varios abortos?

Hasta el 20% de las mujeres españolas en edad fértil ha sufrido un aborto espontáneo. Si se han sufrido en varias ocasiones, pueden ser consecuencia de algún problema de infertilidad. Un especialista en reproducción asistida puede aconsejar y orientar a la pareja para determinar cuál es su problema y cuál puede ser la solución.

Mira también:  ¿Ser madre pasados los 40? 

En los Institutos de Reproducción Asistida de Quirónsalud, nuestros  médicos especializados analizarán en profundidad vuestra situación para ofreceros el tratamiento más indicado y eficaz.

Pide cita ahora para una valoración personalizada en tu Instituto de Reproducción Asistida Quirónsalud más cercano, en el 900 250 255 o en www.quironsalud.es/reproduccionasistida

Ahora además GRATIS la primera cita y un test de fertilidad. Consulta disponibilidad de esta promoción en la web www.quironsalud.es/reproduccionasistida

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *