El novedoso dispositivo que promete revolucionar la lactancia tal como la conocemos

Todas sabemos el dolor que provoca la inflamación de senos y ni hablar si aparece una infección. Bueno, este aparato promete dejar en el pasado esta problemática.

El novedoso dispositivo que promete revolucionar la lactancia tal como la conocemos

Toda madre que amamanta sabe el dolor que aparece cuando se congestionan los senos. Y ni hablar si esto desencadena una mastitis. Sin embargo, este nuevo dispositivo promete cambiar definitivamente esta problemática, tan común durante el período de lactancia.

El masajeador de senos LaVie

Se trata del masajeador para lactancia LaVie que ayuda en el proceso de  extracción de leche materna. Es efectivo cuando los conductos galactóforos están obstruidos y que provocan mucho dolor. El aparato los descongestiona para que vuelva a pasar la leche a través de ellos y de esta forma, restablecer la lactancia y aliviar los dolores.

El funcionamiento es muy simple. Utiliza vibraciones muy suaves que intervienen en el proceso de descongestión, evitando de esta forma una afección aún más dolorosa llamada mastitis. En esta etapa la inflamación se transforma en infección y el dolor puede llegar a ser insoportable.

¿Qué opinan los especialistas de lactancia?

De acuerdo a algunos especialistas en lactancia, el dispositivo tardó mucho en llegar y es muy efectivo.

“Cada vez que veía a una madre con los conductos obstruidos, solía recomendar el uso de un cepillo de dientes eléctrico para liberar la obstrucción”, dice Wendy Haldeman, una consultora de lactancia radicada en Los Ángeles.

“El masajeador de lactancia es una herramienta mucho más efectiva para ayudar a aliviar los conductos obstruidos y restablecer el flujo norma de leche materna” agregó.

¿Cómo se utiliza?

Es muy simple de utilizar. Primero se pasa el vibrador por todo el seno, haciendo hincapié en las zonas más dolorosas hasta que la leche comience a fluir nuevamente. Luego se amamanta la bebé o se hace una extracción para que se normalice el proceso de segregación láctea.

Comienza el masaje por las zonas más doloridas.
Masajea luego todo el seno.
Insiste en la zona más baja y alrededor de todo el seno.

“Si paso más de tres horas entre las sesiones de extracción, mis senos siempre se ponen muy duros y pesados”, cuenta una mamá. “El masajeador de lactancia ayuda a expulsar la leche y aliviar el dolor rápidamente” comenta otra.

¿Quieres probarlo tú misma? Puedes adquirirlo online desde la tienda de LaVie por $35 dólares estadounidenses.

Dejá un comentario