Método madre canguro (MMC)

Método madre canguro (MMC)

¿Qué es el método madre canguro?

El Método Madre Canguro (MMC) consiste en mantener el contacto piel con piel entre el bebé prematuro y su mamá.

Para practicarlo, la madre debe colocar al bebé -vestido sólo con gorrito, pañal y medias- entre sus senos con la cara de medio lado y los brazos y las piernas en posición de rana, 24 horas al día. Sólo se debe abandonar la posición para el cambio de pañales, la higiene y el cuidado del cordón umbilical.

Además, para tener libertad de movimiento en ambas manos y poder desplazarse con facilidad, las madres utilizan una faja de sujeción que permite sostener al bebé y mantener el contacto piel con piel de una manera cómoda y segura.

Vale aclarar que la madre puede ser relevada en la tarea por el papá del niño o por un familiar.
Para dormir, el adulto debe adoptar una posición reclinada o semireclinada, unos 15 grados con respecto a la posición horizontal serán suficientes.

¿Cómo surgió?

Este método se inició en Colombia de la mano de los doctores Edgar Rey Sanabria y Héctor Martínez, en 1978. Se desarrolló como alternativa a los cuidados en incubadora para los recién nacidos prematuros que habían superado dificultades iniciales y únicamente necesitaban alimentarse y crecer.

Desde 1989, la Fundación Canguro (una ONG dedicada a la evaluación, mejoramiento y difusión del MMC en el mundo) se dedica a evaluar científicamente el Programa Canguro, por eso existen datos precisos sobre sus beneficios.

Mira también:  Crean un útero artificial donde desarrollaron corderos para utilizarlo luego con bebés prematuros

¿Cuáles son sus beneficios?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la investigación ha demostrado que: El MMC equivale, cuando menos, a la atención convencional (en incubadora) en lo que respecta a la seguridad y la protección térmica.

  • Facilita la lactancia materna.
  • Favorece la estimulación táctil y cinética.
  • Contribuye a la humanización de la atención neonatal y a potenciar los vínculos afectivos entre la madre y el hijo, los cuales pueden verse afectados cuando la incubadora impone una separación física entre madre-hijo.

Otros beneficios

Distintos centros médicos que implementaron el método señalan, además, otros beneficios:

  • Disminuye la estadía hospitalaria, es decir que los bebés canguros son dados de alta antes que aquellos atendidos con los sistemas tradicionales.
  • Reduce la morbilidad severa (sobre todo las infecciones) y la mortalidad.

¿A partir de qué momento se puede llevar a cabo el MMC?

De acuerdo a un informe de la OMS, elaborado en 2012, en el mundo nacen 15 millones de bebés prematuros por año, es decir que más de 1 en 10 bebés nacen antes de tiempo.
Cuanto más prematuro es un niño mayores son los riesgos de que desarrolle complicaciones, por eso para comenzar con el MMC habrá que esperar a que el estado de salud sea estable.
Si bien no es posible establecer un momento exacto, ya que cada caso debe evaluarse de forma particular, en  la mayoría de las ocasiones el MMC puede iniciarse poco tiempo después del nacimiento.

¿Durante cuánto tiempo se implementa?

Existen dos esquemas, uno propone su funcionamiento sólo durante la hospitalización; mientras que el otro continúa con el MMC después del egreso hospitalario, es decir en el hogar.

Mira también:  Cerca del 70% de los bebés menores de 2 años pueden tener bronquiolitis

Más información: http://whqlibdoc.who.int/publications/2004/9243590359.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *