Para las mamás millennials la lactancia está pasando de moda y la remplazan por el biberón

El resultado de una encuesta revela que la mayoría de las mamás menores de 34 años elige la leche de fórmula. Estas son sus razones.

Para las mamás millennials la lactancia está pasando de moda y la remplazan por el biberón

La lactancia materna es un acto que siempre ha sido considerado sagrado. Sin embargo, con el paso del tiempo han llegado productos que son capaces de cumplir una función similar, al punto de que cada vez son más las madres que los prefieren.

Las fórmulas especiales son la nueva tendencia

Recientemente, la empresa estadounidense Perrigo Nutritionals, dedicada a la elaboración de alimentos para niños pequeños, ha realizado una encuesta a un gran grupo de madres, con distintas edades, residentes en este país.

Dicha encuesta fue realizada con la intención de conocer que tan importante era la lactancia en la crianza de sus pequeños. Es decir, con qué frecuencia era practicada, en qué grado era sustituida por formulas especiales y cuáles eran los motivos de la preferencia por una u otra forma de alimentación.

Los resultados variaron bastante entre dos grupos etarios, ya que la mayor parte de las madres de 35 años o más, precisamente el 79%, indicó que cuando utilizaban leche de fórmula, sentían culpabilidad y preocupación por no estar aportando los nutrientes necesarios a sus pequeños.

Sin embargo, el resultado conseguido en el caso de las madres de menos de 34 años, fue totalmente opuesto, ya que la gran mayoría de estas, el 68%, veía a la leche de fórmula como una gran ayuda que les ofrecía más comodidad.

Por lo anterior, la conclusión que dio la encuesta fue que una gran mayoría de las madres millennials tienen una forma distinta de alimentar, y por lo tanto, de criar a sus hijos.

¿Una preferencia justificada?

Según la encuesta, los motivos por los que las madres más jóvenes preferían utilizar leche de fórmula antes que la lactancia materna se orientaban, en su mayoría, a lo conveniente que resultaba su uso. 

Muchas resaltaron que sus permisos de maternidad eran bastante cortos, y que no les proporcionaban suficiente tiempo para amamantar a sus pequeños como es debido.

Otro aspecto que resultó bastante influyente según la encuesta fue la cada vez más acentuada desaparición de los roles de género, ya que, con las formulas especiales, la tarea de alimentar a los bebés no es exclusiva de la madre.

Aunque estuvo presente en menor grado, otra razón de importancia por la que las madres encuestadas preferían a las formulas, fue la tendencia social de ver la lactancia en público como inapropiada.

La lactancia tradicional siempre será la mejor opción

Aunque las razones para preferir la alimentación con biberón sobre la lactancia materna son válidas, los expertos del campo de la salud indican que esta última es, sin ninguna duda, la fuente de alimento más provechosa para los pequeños. La leche materna favorece el desarrollo del bebé en mayor medida. Sin embargo, por los momentos, las madres millennials no muestran intenciones de cambiar sus opiniones al respecto.

Deja un comentario