Una madre cuenta como combate cada día la severa dermatitis de su pequeña hija

Vive una lucha constante por mantener la piel de su hija sana y quiere dar su testimonio para concientizar a los padres de lo que deben evitar.

Una madre cuenta como combate cada día la severa dermatitis de su pequeña hija

Todos los que nos consideramos padres responsables somos extremadamente cuidadosos con la salud de nuestros hijos. No existe mayor pesadilla para un padre que ver a su hijo padeciendo por alguna afección. Esto fue lo que le ocurrió a la protagonista de esta historia.

Un diagnóstico desafortunado

Alicia Preston es una joven madre australiana, quien ha traído al mundo a la pequeña Poppy, que actualmente tiene 4 años de edad. Esta pequeña ha sido la razón de la felicidad de la madre desde el primer día de su vida, sin embargo, no todo es color de rosa.

Cuando tenía tan solo 11 semanas de edad, la pequeña Poppy fue diagnosticada con dermatitis atópica, una afección crónica de la piel, que se manifiesta con la aparición de grietas, sangrado e infecciones, las cuales pueden llegar a ser bastante graves. Aunque esto fue una noticia bastante impactante para la madre, ella nunca perdió el ánimo de luchar por su pequeña.

Los años han pasado y los profesionales de la salud han descubierto que el desencante de la dermatitis de su hija a son los ácaros del polvo y el clima cálido.

La lucha de todos los días

A lo largo de su vida, Poppy ha enfrentado diversas complicaciones por su condición, teniendo que ser llevada a los centros de salud más cercanos en muchas ocasiones. Por orden de los médicos, su madre trata cada infección con cremas ricas en cortisona (un potente antialérgico), así como con la aplicación de baños con jabones especiales para tratar la enfermedad. 

Para evitar estas desagradables reacciones, Alicia maneja una estricta rutina de limpieza en su hogar, debido a que aspira cada rincón de su casa a diario y lava las sabanas y almohadas de su hija, como mínimo, cada 3 días. Por su parte, la pequeña cada vez crece más y comprende mejor su condición, tomando la costumbre de evitar entornos perjudiciales para ella.

Mira también:  Mamá recorta y pega su imagen en un cartón para calmar el llanto de su bebé cuando ella se va

Estudios alarmantes

La dermatitis atópica o eczema, es una enfermedad que, actualmente, afecta a millones de personas alrededor del mundo. 

La Asociación Australiana del Eczema (o “EAA”, por sus siglas en inglees), ha realizado múltiples estudios relacionados con la enfermedad. El más llamativo de estos es una serie de encuestas (realizadas a más de 4.000 personas a lo largo de 25 años), a través del cual se determinó que la dermatitis es más propensa a aparecer en niños pequeños (más del 60%).

De todos los encuestados, el 52% indicó que fue diagnosticado con la enfermedad al tener entre 0 y 6 meses, el 11% al tener entre 7 y 12 meses, y el 3% al tener entre 1 y 2 años. Así mismo, el estudio descubrió que, solo el 6% de los pacientes considera su condición como “controlable”, y que, en muchos casos (37%), el calor desencadena las reacciones de la enfermedad (motivo por el cual, en mayo se celebra el mes de concientización del eczema.

La petición de una madre preocupada

Recientemente, la revista digital australiana “Essential Baby” ha entrevistado a Alicia, y ha pedido a todos los padres a los que llegase su historia que, de tener a un hijo que sufra de esta afección, maximicen los cuidados, ya que esta es una enfermedad más severa de lo que aparenta.

Así mismo, indicó que considera desesperante el hecho de ver a su hija pasando a través de una reacción alérgica, pero que no pierde la fe de que algún día ella supere su enfermedad.

Deja un comentario