Una técnica de 60 segundos podría salvar la vida de miles de bebés prematuros

Los resultados de un reciente estudio revelan que se puede reducir en un tercio la tasa de mortalidad intrahospitalaria de los bebés prematuros.

Una técnica de 60 segundos podría salvar la vida de miles de bebés prematuros

Así lo demuestra una nueva investigación realizada en la Universidad de Syndney, Australia. El estudio, que será publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology, reveló que el retraso del corte del cordón umbilical del bebé prematuro aumenta las posibilidades de sobrevida.

¿En qué consistió la investigación?

Para el estudio se examinaron 2.800 bebés nacidos antes de las 37 semanas de embarazo y se descubrió que retrasar 6o segundos el corte del cordón reducía un tercio la tasa de mortalidad intrahospitalaria.

“Creemos que por cada mil bebés muy prematuros, nacidos más de 10 semanas antes [de la fecha probable de parto], el corte retrasado salvará hasta 100 vidas adicionales en comparación con el corte inmediato”, comentó el profesor asociado David Osborn, autor principal del estudio y especialista en neonatología del Royal Prince Alfred Hospital.

“Esto significa que, en todo el mundo, retrasando el corte en vez de hacerlo inmediatamente puede salvar entre 11.000 y 100.000 vidas más por año” agregó.

¿Por qué se reduce la mortalidad con el retraso del corte del cordón umbilical?

Los investigadores afirman que al retrasar el corte el cordón umbilical, aumenta el volumen de sangre que ingresa desde la placenta hacia el bebé —lo que se conoce como transfusión placentaria— mejorando de esta forma su presión arterial y el nivel de hematocrito.

El estudio respalda otra investigación publicada recientemente en el New England Journal of Medicine en la que se demostró que la técnica redujo a un 6,4 por ciento la tasa de mortalidad de un grupo de prematuros en comparación a otro en el que no la aplicaron, donde la tasa fue de un 9 por ciento.

Mira también:  Descubrieron una droga antiinflamatoria para la prevención del parto prematuro

El profesor William Tarnow-Mordi, especialista en neonatología que participó en ambos trabajos, dijo que los resultados de ambas investigaciones se implementarán rápidamente para salvar la vida de la mayor cantidad de bebés posible.

“Gran parte del beneficio [de esta técnica] consiste simplemente en evitar procedimientos dañinos e innecesarios como introducir la sonda endotraqueal en la laringe e inflar los pulmones del bebé con presión positiva, lo que puede provocar infección y daño alveolar”.

“Creemos que los hospitales comenzarán a cambiar sus protocolos si aún no lo han hecho y que las pautas profesionales se actualizarán para reflejar esta evidencia” agregó Tarnow-Mordi.

El profesor Roger Soll del College of Medicine de la Universidad de Vermont, dijo que de los 15 millones de bebés nacidos antes de las 37 semanas de gestación muere 1 millón por año, una cifra bastante alarmante considerando que con esta simple técnica se podría reducirla un tercio.

“Este procedimiento no cuesta nada y hará una diferencia para las familias en todo el mundo”, concluyó el especialista.

Deja un comentario