En China los niños han vuelto a clases con curiosos sombreros para la distancia social

La extraña idea ha resultado ser una manera efectiva de prevenir la propagación del COVID-19.

En China los niños han vuelto a clases con curiosos sombreros para la distancia social

Las medidas para prevenir infecciones por COVID-19 son nuestro mejor aliado mientras que es descubierta una vacuna o una manera de curar la enfermedad rápidamente. Hasta la fecha, son muchas las ideas que han aparecido para evitar las transmisiones, pero ninguna tan peculiar como la que estamos por conocer.

Un lento regreso a la normalidad

Aunque en nuestro lado del mundo aún se ve lejos el hecho de volver a tener una rutina regular y realizar actividades cotidianas (como ir a la oficina, a la universidad o llevar a nuestros hijos a la escuela regularmente), en el continente asiático las cosas están comenzando a cambiar, y es que en países como Corea y Japón, cada día que pasa, las personas adquieren más libertades. 

Sin embargo, el caso más llamativo de todos es el de China, que a pesar de haber sido el país en donde inició esta pandemia, ya ha superado a la misma en gran medida. Aquí las personas salen a las calles con más tranquilidad, muchos servicios públicos vuelven a estar activos y los niños ya pueden volver a las escuelas, ciertamente, manteniendo un buen distanciamiento social.

Una solución para volver a clases sin enfermarse

Son muy variadas las ideas que han tenido las distintas escuelas de China, pero sin duda alguna, la más llamativa hasta el momento es la de la escuela Yangzheng, ubicada en la región de Zhejiang.

Esta escuela ha pedido a los padres de los niños el construir singulares sobreros que estén acompañados de láminas de 1 metro de longitud. Esta medida ha sido adoptada con la intención de mantener la sana distancia, recordándoles a los niños que tan lejos deben estar uno del otro.

Mira también:  ¡Los cirujanos le quitaron el pie a este bebé y se lo pusieron al revés!

Las autoridades de esta escuela han indicado que los niños pueden dar a sus sombreros el diseño que deseen, siempre que sus características láminas no midan menos de 1 metro.

Cabe mencionar que, además de los sombreros, estos niños deben utilizar mascarillas faciales y no pueden salir al recreo.

Una ayuda mientras volvemos a la normalidad

Sin duda alguna, esta es una idea maravillosa para que los niños y los jóvenes retomen sus actividades académicas, sin aumentar los riesgos de contraer COVID-19.

Evidentemente, mientras una vacuna es encontrada, medidas de distanciamiento como esta son de gran utilidad para mantener a los ciudadanos saludables y evitar el colapso de los centros de salud. 

Deja un comentario