Muerte súbita: científicos descubren una proteína en el cerebro de los bebés que ayudaría a prevenirla

Con un simple análisis realizado al momento de nacer podrá evitarse este cuadro tan temido por los padres.

Muerte súbita: científicos descubren una proteína en el cerebro de los bebés que ayudaría a prevenirla

Dentro de poco tiempo, los bebés podrían ser sometidos a un simple análisis para determinar si corren el riesgo de padecer síndrome de muerte súbita, gracias a que se descubrió una proteína cerebral que previene este cuadro tan temido por los padres.

La clave para su prevención: la”substancia P”

El químico conocido como “sustancia P” no está presente en los bebés que mueren por síndrome de muerte súbita infantil (SIDS) y esto explicaría a la vez el peligro de dormir boca abajo, según una nueva investigación.

La “sustancia P” ayuda a controlar el movimiento de la cabeza y el cuello, desempeñando un papel clave en el control cerebral, respiratorio, la función cardíaca y la respuesta ante la falta de oxígeno.

La Dra. Fiona Bright, de la Universidad de Adelaida, comentó lo siguiente: “Durante mucho tiempo hemos sabido que dormir boca abajo es un factor de riesgo de SIDS. Un bebé normal, con los niveles regulares de “sustancia P”, podría cambiar de posición [por sí solo] ante la falta de oxígeno”.

“Pero si este químico disminuye en el cerebro, los bebés no pueden moverse, ni girar la cabeza o el cuello y son incapaces de evitar un entorno peligroso, alertando a sus padres ante la falta de oxígeno”.

Los resultados de la investigación

Estos últimos descubrimientos, publicados en la revista científica PLOS ONE, fueron el resultado de un estudio realizado en 55 casos de SIDS en los Estados Unidos. Los mismos arrojan una nueva luz sobre una posible causa que podría ser la clave para prevenirlos.

Los expertos tienen la esperanza de que sea posible hacerle una análisis a los bebés para verificar que tengan dicha proteína protectora, de modo que los padres puedan tener más cuidado si no está presente.

Mira también:  Esta mamá tiene 6 hijos, 3 de ellos son trillizos y ahora está embarazada de gemelos

“Afortunadamente, podemos trabajar para obtener un biomarcador, un análisis de sangre o un examen genético en el momento del nacimiento o antes del nacimiento para identificar a los bebés que podrían tener un riesgo significativo de estas anomalías en el cerebro”, agregó el Dr. Bright.

“Ahora estoy les brindará a los padres más información sobre lo que creemos que está sucediendo. No podemos evitarlo todavía, pero un análisis podría salvar a los bebés en el futuro”.

El profesor Roger Byard, encargado de la investigación y patólogo de la Universidad de Adelaida, comentó recientemente que la falta de la proteína era una razón clave por la que es más peligroso para los bebés el dormir boca abajo.

“Sabemos desde hace muchos años que los bebés que duermen boca abajo está expuestos a un mayor riesgo de SIDS, ahora tenemos una mejor comprensión de por qué” comentó el Dr. Byard.

“Si un niño tiene esta vulnerabilidad subyacente en la química del cerebro, y su respiración se ve comprometida al dormir boca abajo, el niño tiene mayor riesgo de muerte porque su cuerpo simplemente no puede responder de la manera normal. El bebé no puede levantar la cabeza, y su respiración y latidos cardíacos se verán comprometidos”.

Deja un comentario