10 cosas básicas que debes hacer antes del trabajo de parto

¿Piensas que ya estás lista para el parto? Descúbrelo chequeando estos diez consejos para que no te falte nada cuando nazca tu bebé.

10 cosas básicas que debes preparar antes del trabajo de parto

Infórmate sobre la lactancia

No todos los bebés se prenden al pezón inmediatamente para comenzar a alimentarse. Es un proceso de aprendizaje mutuo en el que muchas mamás pueden encontrar inconvenientes. Para evitar preocupaciones innecesarias y la frustración que estos problemas pueden producir nada mejor que informarte previamente sobre la lactancia y aprender lo más básico.

Prepara el cuarto del bebé

Ya sabemos que todo bebé necesita en espacio adecuado para dormir. Sin embargo, muchas veces este lugar no es seguro para el bebé. Para esto debes verificar que su cuarto no sea riesgoso para su salud siguiendo algunos consejos de seguridad para el cuarto del bebé.

Anótate en el curso de psicoprofilaxis

Si bien es algo que muchas mamás hacen antes de recibir a su tesoro, otras le restan importancia al curso de psicoprofilaxis sin saber que es recomendable para facilitar el trabajo de parto. Se enseñan técnicas de relajación y de respiración conciente que sin duda son de mucha ayuda para aliviar el dolor. Además, encontrarás respuesta a muchas inquietudes que responderán las que más saben sobre esto: las parteras.

Ten listo el bolso para el hospital

Asegúrate de preparar el bolso con las cosas más esenciales antes de que llegue el gran día. No es recomendable que lleves muchas cosas ya que luego  te dificultarán encontrar las más importantes. Aquí te dejamos unos consejos de lo que debes poner en el bolso entre otras cosas.

Mira también:  ¡Mantuvieron en secreto todo el embarazo para sorprender a su familia con el bebé!

Decide cuándo hacer el anuncio del nacimiento

Mientras esperas que se desencadene el parto es recomendable decidir a quiénes y cuándo anunciarás la llegada de tu bebé al mundo. Primero selecciona los emails a los que harás el anuncio, creando un listado con todas sus direcciones. Luego diseña la tarjeta de modo que lo único que falte poner es la foto de tu bebé. De esta manera, podrás enviar la noticia rápidamente desde el hospital.

Prepara comidas y congélalas

Es ideal tener listo en el frezar platos ya preparados y que sólo tengas que recalentar. Cuando llegues a tu casa, lo último que querrás pensar es qué comer y sobretodo en preparar la comida. Piensa las comidas para la primera semana que es una etapa de adaptación y en la que irás organizándote de a poco. Si ya estés muy ocupada y no tienes tiempo para cocinar, ten preparado un listado con los teléfonos de diferentes lugares para pedir la comida por delivery.

Coloca la butaca del bebé en el auto

Una vez que se desencadena el trabajo de parto no tendrán tiempo ni estarán concentrados como para colocar la butaca del bebé en el auto. Por esta razón, nada mejor que prepararla con tiempo, leyendo las instrucciones para instalarla correctamente y respetando los consejos de seguridad del fabricante.

Lava la sábanas y la ropa del bebé

Todo lo que vaya a estar en contacto con la piel de bebé, como las mantas, las sábanas y su ropa debe estar previamente lavado con productos libres de perfumes y químicos que podrían provocarle todo tipo de alergias y reacciones cutáneas. Además, si quieres blanquear su ropa, asegúrate de tomar previamente las precauciones con el uso de la lavandina para no afectar la salud del bebé.

Mira también:  Impresionantes imágenes muestran cómo se amolda la cabeza del bebé en el canal de parto

Crea un playlist de tu música favorita

Durante el trabajo de parto muchas mamás se relajan escuchando música. Para esto es ideal tener listo los temas que más te relajan para pasarlos cuando comienzan las contracciones. Por otro lado, la estadía en el hospital puede resultar larga. La música que más te gusta sin duda será una buena compañía.

Elige al pediatra

No debes esperar a que tu bebé necesite el primer control o se enferme para elegir al pediatra. Consulta a otras mamás sobre su experiencia con ellos y cuáles te pueden recomendar. Antes de que nazca el bebé puedes llamar a los doctores e incluso tener un cita para consultarlos sobre todas tus inquietudes. No te preocupes demasiado si el pediatra que escogiste puede ser el equivocado. Llegado el momento podrás cambiarlo por algún otro que ya habías considerado.

Deja un comentario