Eclampsia

La eclampsia es una complicación muy severa del embarazo que requiere internación inmediata y en general provocar el parto una vez estabilizada la madre.

Eclampsia

¿Qué es la eclampsia?

Se denomina eclampsia a la aparición de contracciones musculares bruscas y repetitivas en todo el cuerpo (convulsiones tónico-clónicas) y/o coma en una mujer embarazada con enfermedad hipertensiva y sin antecedentes neurológicos previos.

Su diagnóstico es más frecuente en mujeres que presentan hipertensión arterial inducida por el embarazo también llamada preeclampsia.

Tiene una frecuencia de 3 cada 1000 partos. Esta incidencia se encuentra en franca disminución debido a la mejora en la calidad de los controles prenatales y al diagnóstico y tratamiento precoz de la preeclampsia.

La eclampsia puede presentarse antes del parto en el 44% de los casos, durante el parto en el 33% o en el postparto en el 23% de los casos.

Es una de las complicaciones más graves que puede aparecer en una mujer embarazada y requiere internación inmediata en sala de cuidados intensivos, con canalización vascular e intubación traqueal y sedación para mantener una vía respiratoria adecuada.

¿Por qué se produce?

No se conoce el mecanismo final que provoca esta complicación, pero está relacionado con alteraciones en las arterias cerebrales (daño en el endotelio vascular), con espasmo arterial, edema e isquemia (falta de oxigenación del tejido cerebral).

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento debe efectuarse mediante la administración de sulfato de magnesio endovenoso y drogas que normalicen la presión arterial de la embarazada.

Debe evaluarse también la función hepática y renal y todo el sistema de coagulación, que a veces también se complica. Simultáneamente es necesario realizar estudios de salud fetal.

Una vez estabilizada la paciente debe programarse el nacimiento, que dependerá de las semanas de gestación. La vía del parto generalmente se realiza mediante una operación cesárea.

Mira también:  Beneficios del yogur durante el embarazo

El tratamiento con sulfato de magnesio debe mantenerse por varios días para prevenir la ocurrencia de nuevas convulsiones, y la administración de la medicación antihipertensiva dependerá de cada caso en particular.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

104 comentarios sobre “Eclampsia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *