Edemas durante el embarazo

Es muy frecuente la aparición de edemas (hinchazón) de piernas y pies durante el embarazo que se produce por la retención de líquidos.

Edemas durante el embarazo

¿Qué es el edema y por qué se produce?

El edema o retención de líquidos se manifiesta generalmente como una hinchazón en los pies, especialmente en los tobillos. Es un proceso normal que aparece durante el embarazo,  durante el último trimestre y en los primeros 10 días después del parto.

El edema se produce por el aumento de líquidos en el cuerpo como consecuencia del las hormonas del embarazo. Este líquido (líquido intersticial) que proviene de las venas pasa de las venas (transvasamiento) al espacio intercelular, causando de esta forma hinchazón en la zona afectada.

¿Qué factores lo predisponen?

Es más frecuente en embarazos múltiples o cuando se ha aumentado demasiado de peso. También aparece en estaciones del año calurosas o con mucha humedad en el ambiente o bien por estar parada por largos ratos. La retención de líquidos excesiva, que se extiende a la cara, cuello y manos, puede a veces ser el inicio de preeclampsia o una enfermedad renal. En estos casos especiales es el médico el que deberá realizar un diagnóstico adecuado y precoz para evitar complicaciones. En el período postparto a veces es más notoria la retención de líquidos, especialmente en piernas y pies, pero paulatinamente va volviendo todo a lo normal a medida que pasan los días.

¿Cuál es el tratamiento?

A veces el edema es molesto porque puede provocar dolor en las articulaciones del tobillo, rodilla o incluso en la de los dedos de la mano. El tratamiento del edema se basa en el reposo en posición horizontal, con los pies elevados por lo menos 15 centímetros por encima del nivel del resto del cuerpo. También elevar las piernas a 90 grados apoyándolas sobre la pared es útil para disminuir más rápidamente el edema. Las técnicas de masaje de drenaje linfático manual también son de gran ayuda.

Mira también:  Parto domiciliario: ¿Qué riesgos existen de parir al bebé en casa?

Cuando comience a haber retención en las manos debes retirar tus anillos, porque a veces se hinchan tan rápidamente que es necesario cortar tus anillos para evitar trastornos en la circulación de los dedos. Las medias elásticas que se utilizan para las várices también reducen el edema de miembros inferiores. El ejercicio también favorece el pasaje de líquidos al torrente vascular y cardíaco, disminuyendo el edema. En algunos casos es aconsejable la disminución de sales en las comidas (cloruro de sodio), que retiene agua en el cuerpo. Si tu presión arterial es muy baja esto último no es aconsejable.

¿Cuándo debería preocuparme?

Recuerda que si la retención de líquidos es muy importante, puede ser el inicio de una complicación del embarazo llamada preeclampsia que debe ser tratada de inmediato para evitar consecuencias graves, tanto en la madre como en el bebé. En estos casos consulta a tu médico lo más pronto posible.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

155 comentarios sobre “Edemas durante el embarazo”

  1. yo tuve retencion de liquidos en los ultimos 2 meses del embarazo y a eso se le sumo la precion arterial alta, y me diagnosticaron preeclampsia, estaba super hinchada y era muy molesto y doloroso, fui a cesarea y todo salio muy bien gracias a dios, y la hinchazon se fue casi a los 2 meses despues.

  2. mis pies se hincharon a partir del octavo mes, pero mis manos comenzaron a partir de los cuatro meses a honcharse y a dolerme las articulaciones hasta ahora que estoy a final de mi gestacion y sin dolores con amortiguacion

  3. mis pies se hincharon a partir del octavo mes, pero mis manos comenzaron a partir de los cuatro meses a honcharse y a dolerme las articulaciones hasta ahora que estoy a final de mi gestacion y sin dolores con amortiguacion

  4. hola! tengo ya 4 meses q tube a mi bebe y fue por cesarea.. y todavia despues de los 4 meses se me hinchan los pies.. quiero saber si eso es normal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *