Enfermedades renales y de vías urinarias

Las más comunes son la agencia renal, los quistes renales, las obstrucciones y dilatación de las vías urinarias, el hipospadias y las infecciones urinarias.

Enfermedades renales y de vías urinarias

¿Cuáles son y por qué se producen las enfermedades renales en el feto?

Las más comunes de las enfermedades renales son la agencia renal, los quistes renales, las obstrucciones y dilatación de las vías urinarias, la hipospadias y las infecciones urinarias. Muchas veces estas alteraciones son diagnosticadas durante la gestación y dependen de múltiples factores, los más frecuentes son alteraciones genéticas. A continuación explicaremos cada una de ellas.

Agenesia renal

Afortunadamente es muy poco frecuente y su diagnóstico se realiza durante el embarazo debido a que al no funcionar los riñones fetales no se forma líquido amniótico que mayormente está formado a partir de la orina fetal. Esta falta de líquido amniótico (oligoamnios) es muy marcada, y el tamaño del útero no crece adecuadamente en relación con las semanas de embarazo.

Lamentablemente la agenesia renal es incompatible con la supervivencia del bebé, que generalmente fallece antes del nacimiento. Los pocos casos que llegan al momento del nacimiento tienen como único tratamiento el transplante renal.

Quistes renales

Suelen diagnosticarse durante el embarazo. Pueden ser únicos, múltiples, de un solo riñón o en ambos riñones (bilaterales). Los quistes son bolsitas que contienen líquido en su anterior, y dependiendo de su cantidad y tamaño, pueden afectar el funcionamiento del riñón. El tratamiento se realiza después del nacimiento, aunque si se altera demasiado el funcionamiento renal fetal a veces es necesario provocar el nacimiento prematuramente para evitar lesiones irreversibles en el riñón.

Mira también:  Beneficios del yogur durante el embarazo

Los niños con enfermedades renales tienen más facilidad de tener infecciones en las vías urinarias, pueden presentar hipertensión arterial y también tener una mala absorción de calcio, por lo que deben evaluarse estas complicaciones periódicamente.

Obstrucción y dilatación de vías urinarias (hidronefrosis)

Aparecen como consecuencia de una obstrucción a cualquier nivel del árbol urinario, como consecuencia, la orina se va reteniendo y dilatando los conductos urinarios o bien el mismo riñón (hidronefrosis). Las causas de la obstrucción generalmente no se las individualiza. Si la obstrucción urinaria es muy importante, puede ser motivo de una disminución en la cantidad de líquido amniótico (oligoamnios).

Se diagnostican generalmente durante el embarazo mediante los estudios de ecografía realizados de rutina. A veces deben tratarse antes del nacimiento del bebé para evitar secuelas renales en la vida adulta. El procedimiento es el siguiente. Se coloca un catéter a nivel de la dilatación renal o de las vías urinarias y se deja colocado hasta el nacimiento. La mayoría de las veces el tratamiento es postdata y generalmente es quirúrgico.

Hipospadias

Esta enfermedad se produce en los niños porque la uretra (conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior a través del pene) no completa normalmente su desarrollo. La uretra en vez de abrirse en el centro del glande lo hace en la base del pene. Va asociada con alteraciones en el prepucio (piel que recubre el glande). En los casos leves no requiere de tratamiento y en otros es necesaria una pequeña intervención quirúrgica.

Infecciones urinarias

La infección de la vejiga o riñones es a veces difícil de diagnosticar porque el bebé no nos puede contar qué es lo que está sintiendo. Debe realizarse en base a algunos síntomas que el niño presenta. Los más frecuentes son cambios en su carácter, rechazo por su alimento, fiebre, poco aumento de peso, cambios en la coloración de su piel, etc…

Mira también:  ¿Diestro o zurdo? Un nuevo estudio revela cómo el bebé adquiere esta preferencia

El diagnóstico definitivo se hace mediante un estudio de orina llamado urocultivo. La recolección de la orina debe realizarse en condiciones estériles, cosa que muchas veces resulta más que difícil. Se trata con antibióticos de uso pediátrico. Deben realizarse urocultivos por lo menos tres meses después de tratado para confirmar su curación total.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

291 comentarios sobre “Enfermedades renales y de vías urinarias”

  1. buen dia, tengo un bebe de 12 dias de nacido llamado nicolas, en el embarazo de la mami se le encontro un urocosele o doble sistema colector los medicos dijeron que lo trataban una vez nacido, nicolas nacio y lo han tenido 12 dias en observacion dentro de la misma clinica y le han practicado tres examenes, ecografia, gammagrafia y sistografia, de la cual la primera se le encontro aparte de la dilatacion del ri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *