Papanicolau (PAP) durante el embarazo

Papanicolau (PAP) durante el embarazo

¿Qué es el Papanicolaou?

El Papanicolaou (PAP) también llamado frotis cervical o Pap Smear en inglés, es un estudio que deberían realizarse todas las mujeres sexualmente activas o que tengan más de 18 años de edad. Es fundamental para la prevención y detección del cáncer de cuello uterino, y también para la detección de lesiones que pueden evolucionar hacia el cáncer. También es útil para el diagnóstico de procesos infecciosos en el cual pueden verse a veces los agentes causales de la infección.

Consiste en la obtención mediante una espátula de las secreciones que recubren el cuello uterino, que contienen células que se desprenden constantemente de su superficie. Debe realizarse mediante la colocación de un espéculo en la vagina (adminículo que se adapta a la forma de la vagina) nada incómodo para la mujer. Las secreciones que se obtienen mediante la espátula se esparcen sobre un pequeño vidrio (portaobjeto) y se colorean con tinturas especiales para ser analizados por un citólogo o médico patólogo.

¿Puedo realizarme un Papanicolaou estando embarazada?

El Papanicolaou debe realizarse a toda mujer embarazada. No existen contraindicaciones para su realización durante cualquier momento del embarazo. Incluso en casos dudosos a veces es necesario la realización de biopsias para confirmar diagnósticos especiales.

¿Cuándo debe realizarse?

A partir del comienzo de la actividad sexual o a los 18 años de edad. En los casos que a esta edad no se mantienen relaciones sexuales existen espéculos especiales “virginales”, que no lesionan el himen vaginal.

Mira también:  Medicina natural durante el embarazo

El PAP intenta detectar lesiones precancerosas uterinas. No detecta cáncer de otros órganos como ovarios u otro órgano abdominal.

El cáncer de útero se desarrolla de manera muy lenta y prolongada. Pueden transcurrir 10 a 20 años desde la aparición de alteraciones en el Papanicolaou y el desarrollo del cáncer. Es por eso que es tan importante la prevención mediante este estudio, que de realizarse periódicamente a toda la población, impediría muchísimas muertes fácilmente evitables.

Según las estadísticas, algunas veces el PAP no detecta una lesión cancerosa. Se escaparía a esta técnica un 15% de mujeres portadoras de cáncer uterino. Pero como hemos dicho anteriormente, el cáncer evoluciona muy lentamente, si se repite anualmente el Pap en el segundo o tercer año, éste puede ser detectado con posibilidades de tratamiento y curación.

En los centros de atención ginecológica más completos se realiza simultáneamente a la toma del Papanicolaou una colposcopía, que es la visualización del cuello uterino mediante un aparato similar a un microscopio. Este aumenta las imágenes del cuello uterino para pesquisar lesiones ocultas a la visión directa, y que se sabe están relacionadas con lesiones premalignas y malignas, o asociada con infecciones específicas del tracto genital. Este estudio debe ser realizado por personal médico muy capacitado profesionalmente.

¿Cómo se clasifican los resulatados del Papanicolaou?

La clasificación original fue la creada por George Papanicolaou que los dividía en 5 clases, desde la normalidad de la Clase I hasta el Cáncer invasor de la Clase V. Actualmente se tiende a utilizar la clasificación Bethesda (normalmente utilizada en los Estados Unidos).

Clasificación de Papanicolaou

Clase I

Normal. No aparece ningún tipo de células anormales.

Mira también:  Recuperación postparto

Clase II

Inflamatorio. Aparecen células irritativas en respuesta a procesos inflamatorios.

Clase III

Dudoso. Pueden aparecer células que estén relacionadas con procesos premalignos o inflamatorios por infecciones virales, bacterianas, micóticas o parasitarias.

Clase IV

Positivo. Aparecen células cancerosas.

Clase V

Positivo. Aparecen células cancerosas y además, signos directos o indirectos de infiltración de otros tejidos (cáncer invasor).

Clasificación Bethesda

1 – Negativo

Sin cambios patológicos.

2 – Inflamatorio

Con signos de infección.

3 – ASCUS: Atypical Squamous Cells of Undetermined Significance

Células atípicas (alteradas) sin un significado específico determinado
Algunas células presentan anomalías inflamatorias (del 95 al 98% de los casos) o se registran cambios premalignos (del 2 al 5%).

4 – AGCUS: Atypical Glandular Cells of Undetermined Significance

Células glandulares atípicas (del conducto cervical alteradas) de significado indeterminado
Algunas células glandulares son inflamatorias (del 85 al 90% de los casos) o se regsitran cambios premalignos (del 10 al 15% del los casos).

5 – LGSIL: Low Grade Squamous Intraepitelial Lesion

Lesión escamosa de bajo grado
Algunas células pueden provenir de lesiones premalignas.

6 – HGSIL: High Grade Squamous Intraepitelial Lesion

Lesión escamosa de alto grado
Algunas células provienen de lesiones premalignas avanzadas.

7 – Células malignas presentes

Células escamosas o glandulares (cancerosas) que pueden provenir de un cáncer.

¿Qué se debe hacer de acuerdo a los resultados del Papanicolaou?

Con excepción del 1 y 2 (negativo e inflamatorio respectivamente) el resto requiere de algún tipo de evaluación, que dependerá del informe del hepatólogo.

El ASCUS se vuelve a evaluar en tres meses. Si persiste ASCUS se realiza una colposcopía y biopsia en las zonas sospechosas de enfermedad.

El AGCUS requiere de colposcopía, biopsia endometral y raspado endocervical. Los tratamientos posteriores dependen de sus resultados.

Mira también:  ¿Por qué los hombres se sienten atraídos sexualmente por las embarazadas?

El LGSIL y HGSIL requieren de colposcopía y biopsia y de acuerdo a sus informes el tratamiento a realizar.

El PAP con células malignas presentes requiere biopsia bajo control colposcópico y todos los estudios necesarios para lograr un diagnóstico de localización del tumor canceroso.

Un comentario sobre “Papanicolau (PAP) durante el embarazo”

Deja un comentario