Recetas naturales para malestares frecuentes durante el embarazo

Recetas naturales para malestares frecuentes del embarazo

Medicamentos con recetas naturales

Aquí te comentamos algunos tratamientos basados en hierbas para aliviar algunas molestias del embarazo. Los componentes de los mismos pueden conseguirse en tiendas dedicadas a tratamientos naturistas o en herboristerías.

Náuseas

Preparar té de jengibre. Colocar de 2 a 5 gotas de tintura de jengibre en una taza de agua caliente. Puede utilizarse varias veces al día, mejora la digestión y evita los vómitos.

Retención de líquido

Puede prepararse té con la barba del choclo. Tiene efectos diuréticos suaves y puede tomarse varias veces al día.

Acidez estomacal

Mezclar 30 gramos de cedrón con 30 gramos de marcela y 30 gramos de salvia blanca. Picar bien todos los componentes y preparar un té con una cucharadita de la mezcla en una taza de agua caliente. Beberlo después de las comidas.

Inflamación de las encías o aftas bucales

Preparar una infusión con 50 gramos de hojas de albahaca desecada ó 100 gramos de hojas frescas en dos vasos de agua. Esta infusión puede utilizarse para hacer un enjuague después del cepillado de los dientes o después de cada comida. También pueden hacerse gargarismos para aliviar molestias en la garganta. Continuar el tratamiento durante 3 ó 5 días.

Diarrea

Ingerir después de las comidas una cucharadita (de las de café) de semillas de hinojo. También son buenos los jugos de zanahoria tres veces por día.

Hemorroides

Pueden aliviarse con infusiones de diente de león (5 gramos por taza de té). También es muy eficaz colocar un algodón humedecido con agua de hamammelis y dejarlo por 10 minutos.

Insomnio

Puede ayudar a disminuirlo si colocas unas gotas de aceite esencial de salvia en la almohada. Tiene efectos relevantes que facilitan la inducción del sueño.<

Tos

Prepara un té de eucapliptus y coloca dos cucharadas de miel y dos de jugo de limón. Repítelo varias veces al día.

Todas estas simples recetas son totalmente inocuas y muchas veces son muy eficaces para aliviar los problemas antes mencionados, de todas formas siempre consulta a tu médico.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *