Recomiendan comer durante el parto en embarazos de bajo riesgo

Una reciente investigación revela que comer durante el trabajo de parto puede ser beneficioso para las madres.

recomiendan-comer-durante-el-parto-en-embarazos-bajo-riesgo

Una reciente investigación revela que comer durante el parto podría facilitar el nacimiento en mujeres que no presentan complicaciones.

Los resultados de los últimos estudios

Actualmente se sugiere no ingerir ningún alimento durante el trabajo de parto. Esto es así debido a que puede requerirse una anestesia general que puede provocar vómitos o incluso su aspiración mientras se está bajo su efecto.

Sin embargo, un equipo de esopecialistas acaba de realizar un trabajo de investigación sobre 10 estudios ya realizados, analizando a 3.982 mujeres.

Se tomó en cuenta que las mujeres estudiadas tuvieron embarazos de bajo riesgo, es decir que no implicaba ninguna intervención o complicación como cesárea o embarazo múltiple.

El equipo descubrió que las mujeres que comieron durante el parto parecían tener trabajos más eficientes que las madres a las que se suele dar un hielo para masticar como método convencional.

El estudio separó a las mujeres en tres grupos de acuerdo a las siguientes situaciones de comida:

  • Madres que comieron y bebieron a su antojo
  • Madres que comieron dátiles y miel
  • Madres que ingireron bebidas con altos niveles de carbohidratos

Luego se las comparó con el grupo de mujeres que sólo tomaron agua o masticaron hielo durante el trabajo de parto.

El hallazgo demostró las ventajas de comer durante el trabajo de parto

Los resultaron revelaron que las mujeres que comieron e ingirieron bebidas con alto contenido calórico, tuvieron un trabajo de parto más corto que las que no: un promedio de 16 minutos.

Este tiempo puede parecerles corto a muchas personas. Sin embargo, este no es le caso para una mujer que experimenta un gran dolor con las contracciones y el pujar durante todo este proceso.

Los investigadores concluyeron que el cuerpo de una mujer funciona de manera más eficiente cuando ingieren alimentos. Así lo sostuvo el autor principal del estudio, informando que un cuerpo bien nutrido funciona mejor ante el requerimiento energético del trabajo de parto.

“Si estamos bien hidratados y tenemos los carbohidratos adecuados en nuestro cuerpo, nuestros músculos funcionan mejor. El útero de una mujer está formado en gran parte por músculo”, comentó el doctor Vincenzo Berghella de la Universidad Thomas Jefferson, según indica Fox News.

Mientras que muchas mujeres encuentran que su consumo de alimentos y bebidas está restringido durante el trabajo de parto, el Dr. Berghella dice que estas medidas bien que ser replanteadas.

“La evidencia de los estudios demuestra que [las mujeres] pueden comer más que [agua y trozos de hielo]”, declaró.

Por supuesto que hay que tener en cuenta que no se recomendará comer una hamburguesa con papas fritas mientras se está en pleno trabajo de parto, o en el momento de pujar.

¿Qué alimentos son recomendables?

Los expertos recomiendan bocadillos livianos para mantener a las madres en condiciones óptimas durante este tiempo de esfuerzo físico.

“Una comida liviana podría incluir frutas, sopas light, tostadas, sándwiches lights con pocas fetas de fiambre, jugo y agua”, recomendó la Sociedad Americana de Anestesiólogos.

“Los anestesiólogos y los obstetras deben trabajar en conjunto para evaluar cada paciente de forma individual. Aquellos que tienen un bajo riesgo de aspiración pueden comer una comida liviana durante el parto. Esto le da a las futuras madres más opciones para la etapa del parto, ayudando a proporcionar más energía al impedir una deficiencia en calorías”, afirmó el investigador de la Universidad Memorial de Canadá, Christopher Harty.

¿Y tú? ¿Qué bocadillos vas a llevar para el día del nacimiento? Cómentanos tus ideas más abajo.

Deja un comentario