Salmonella

Si bien la Salmonella no produce efectos nocivos en el feto, sí los provoca en la madre pudiendo desencadenar un parto prematuro o la interrupción del embarazo.

Salmonella durante el embarazo

¿Qué es la salmonela?

La mujer embarazada debe alimentarse correctamente y con alimentos frescos. La mayoría de las veces estos alimentos son seguros, pero a veces pueden estar contaminados con algunos gérmenes causantes de infecciones. Es el caso de las carnes de vaca, el pescado o las aves no bien cocidas. Una de las bacterias que pueden contaminar estos alimentos y complicar el embarazo es la Salmonella que causa una infección llamada salmonelosis. También los huevos crudos y la leche o productos lácteos no pasteurizados pueden contener esta bacteria.

¿Qué efectos produce sobre el bebé?

No hay riesgo de contagio al bebé durante el embarazo, pero en el caso de que la embarazada presente altas temperaturas, vómitos, diarrea con una deshidratación importante, puede provocar partos prematuros o abortos espontáneos. La madre también puede ser portadora de la bacteria y contagiar a su bebé en el postparto, quien además de presentar los síntomas anteriormente mencionados puede presentar complicaciones más severas como la meningitis.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de esta infección pueden ser severos, incluyendo una diarrea profusa, fiebre y cólicos intestinales. En los casos más graves que no han sido diagnosticados correctamente hay riesgos de una deshidratación importante. Las características de la diarrea que provoca esta enfermedad es que es sanguinolenta y mucosa. Además es frecuente que la salmonelosis se presente simultáneamente en todo el grupo familiar por el consumo de los mismos alimentos contaminados.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza por la detección de la bacteria en la materia fecal mediante un test bacteriológico.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento consiste como primera medida en evitar la deshidratación mediante la colocación de catéteres intravenosos con infusiones que contengan sales que se pierden por el efecto de la diarrea. La aplicación de estos sueros debe estar complementada además con antibióticos que variarán según la sensibilidad de la bacteria. Durante la convalecencia debe evitarse la ingestión de lácteos y cafeína que retardan la curación y pueden aumentar la pérdida de líquidos intestinales.

Mira también:  Claves para el tercer trimestre del embarazo en verano

¿Cómo puede prevenirse?

Para prevenir esta enfermedad es importante evitar el consumo de alimentos mal cocidos, en especial las carnes y huevos, ni tampoco leches ni derivados no pasteurizados. Recuerda que la prevención es siempre la mejor solución para este tipo de enfermedades.

49 opiniones en “Salmonella”

  1. hola estoy de 37 semanas,en realidad mi pregunta es sobre la diarrea pero en mi caso por ejem no tengo sintomas de colicos ni dolores ni nada es solamente en algun momento del dia que puede ser o tendria que consultar con el obstetra?? gracias la pagina es lo mejor saludos a todos!!!

  2. hola estoy de 37 semanas,en realidad mi pregunta es sobre la diarrea pero en mi caso por ejem no tengo sintomas de colicos ni dolores ni nada es solamente en algun momento del dia que puede ser o tendria que consultar con el obstetra?? gracias la pagina es lo mejor saludos a todos!!!

  3. gracias por la informacion proporcionada,yo tuve esa enfermedad y estuve con tratamiento de pastillas unos dias antes de quedar embarazada pero se que el virus aun queda por eso estuve preocupada porque el bebe pueda tener un mal,pero gracias a la informacion ya me siento mas tranquila

Deja un comentario