Sífilis

La bacteria de la sífilis puede llegar a la placenta a través de la sangre e infectar al feto durante cualquier momento del embarazo y producir su muerte.

Sífilis durante el embarazo

¿Qué es la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), de carácter crónico e infeccioso, producido por la bacteria denominada Treponema pallidum.

¿Cómo se contagia?

La sífilis se contagia a través del contacto directo. Cuando una úlcera sifilítica (llaga, chancro o rotura de piel) de una persona infectada entra en contacto con una persona sana se produce la transmisión. Las úlceras aparecen principalmente en el pene, la vagina, el ano, el recto y la boca, por eso es que durante las relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) hay mayor riesgo de contagio.

¿Cuáles son los síntomas?

Lo síntomas de la sífilis varían de acuerdo a las distintas etapas de evolución de la enfermedad y en cada persona, aunque en una gran cantidad de casos la enfermedad no suele presentar síntomas durante varios años. De esta manera, una persona infectada puede transformarse en una fuente de contagio sin saber que está enferma. Esto ocurre habitualmente cuando la enfermedad transita la primera y la segunda etapa.

La primera etapa de la sífilis se caracteriza por la aparición de una única úlcera (denominada chancro), aunque en determinados casos suelen aparecer más. La aparición de esta úlcera inicial puede ocurrir entre los 10 a los 90 días de producido el contagio, manifestándose en promedio a las tres semanas. En esta etapa, el chancro aparece en el mismo lugar por donde la sífilis penetró en el organismo. Es indoloro, redondo y pequeño, y desaparecerá entre las 3 y 6 semanas posteriores a su manifestación aunque no haya sido tratado. No obstante, si no fue tratado, la enfermedad evoluciona a la segunda etapa.

Mira también:  El rol del padre en el curso de preparación para el parto

Durante la segunda etapa aparecen daños en las membranas mucosas y erupciones en la piel. Estas erupciones se manifiestan en una o varias partes del cuerpo, por lo general con forma de puntos rojos y marrón rojizo en las plantas de los piel y las palmas de las manos. Aparecen luego de que el primer chancro se hubo curado y no suelen producir picazón. También puede ocurrir que las erupciones se manifiesten con un aspecto distinto al habitual (o similares a síntomas de otras enfermedades) o que sean poco visibles y pasen desapercibidas.

Otra de las características de esta segunda etapa es que la enfermedad presente otros síntomas como inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre, dolor de garganta y de cabeza, caída del cabello en algunas áreas, dolores musculares, fatiga y pérdida de peso. Estos síntomas, al cabo de un tiempo, desaparecerán por más que no sean tratados, aunque de ser así, la sífilis evolucionará a la siguiente fase latente y, en muchos casos, lo hará hasta la etapa final de la enfermedad.

La tercera etapa de la sífilis se denomina fase oculta o latente. Durante la misma, la persona enferma no presentará síntomas aunque permanecerá infectado debido a que la sífilis sigue en el organismo. Así, en la persona que no recibió tratamiento durante las etapas anteriores, la enfermedad podrá permanecer en estado de latencia hasta 20 años con posterioridad al contagio, en algunos casos.

En este estado avanzado de la evolución de la enfermedad, la sífilis puede afectar órganos internos como el corazón, el cerebro, los vasos sanguíneos, los ojos, los nervios, las articulaciones, los huesos y el hígado. En esta etapa, los síntomas que se presentan son parálisis, dificultad para coordinar los movimientos musculares, ceguera gradual, entumecimiento y demencia. Las consecuencias pueden ser muy graves y causar la muerte.

Mira también:  Ya ha salido el nuevo emoji de la mujer embarazada y las náuseas

¿Qué efectos produce sobre el bebé?

La bacteria de la sífilis puede llegar a la placenta a través de la sangre e infectar al feto durante cualquier momento del embarazo e incluso durante el parto. De no ser tratada la enfermedad, puede ocurrir la interrupción del embarazo, que el feto nazca sin vida o que el bebé muera al poco tiempo de haber nacido. La sífilis, además, aumenta el riesgo de retraso en el crecimiento intrauterino y de parto prematuro.

Puede ocurrir también que el bebé no presente síntomas de la enfermedad al nacer. No obstante, podrá manifestar, a los pocos meses, sarpullido en la piel, genitales, ano y alrededor de la boca; hinchazón de las glándulas linfáticas, ictericia, neumonía severa o anemia. Sin tratamiento, la enfermedad puede provocar pérdida de la visión y de la capacidad auditiva, problemas neurológicos o lesiones en huesos y dientes. Sin embargo, tratados a tiempo, madre e hijo pueden curarse.

¿Debo hacerme un análisis para detectar si tengo sífilis?

Sí. Es muy importante realizarse un análisis para detectar la enfermedad y tratarla a tiempo. Por lo general se recomienda que el mismo se haga al inicio de las visitas prenatales y luego otra vez antes del parto.

La detección de la enfermedad se realiza por medio de una simple extracción de sangre. El hecho de que se recomienda hacer más de una prueba de detección es debido a que la sífilis es detectable luego de las 30 o 45 días de producido el contagio. Así, puede ocurrir que la persona infectada se haga un análisis antes de este tiempo y que el mismo de negativo. Si la enfermedad es detectada antes del cuarto mes de embarazo, y tratada adecuadamente, las posibilidades de que el feto se contagie es muy baja.

Mira también:  Desarrollan una pulsera para que el padre pueda sentir los movimientos del bebé

¿Cuál es el tratamiento?

Si la enfermedad fue detectada antes del cuarto mes de embarazo, el tratamiento es muy sencillo y consiste en la aplicación de una inyección de penicilina. En caso de la que la madre fuera alérgica a la penicilina se le suministrarán antibióticos. En cambio, si el tratamiento fuera iniciado luego de los cuatro meses de embarazo los riesgos de que el bebé nazca con sífilis congénita aumentarán considerablemente. En caso de que el bebé nazca con sífilis se le inyectará penicilina para eliminar a la bacteria. Durante el tratamiento es muy importante realizar controles regulares para chequear la efectividad del mismo.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

7 comentarios sobre “Sífilis”

  1. hola me parecio muy buena la nota yo lo tuve durante mi primer embarazo y fue terrible al principio tenia miedo por mi bebe y no habia casi nada de informacion sobre esta enfermedad ademas sentia que me miraban como si yo tuviera la culpa pero ya paso gracias por esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *