¿Hasta qué edad es adecuado que un hijo vea desnudos a sus padres?

Es vital analizar ciertos factores importantes para conocer la respuesta a esta pregunta ya que cada caso es particular y requiere mucha atención.

¿Hasta qué edad es adecuado que un hijo vea desnudos a sus padres?

¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? Pues, es totalmente normal. Muchas veces nuestros hijitos nos ven salir de la ducha, completamente desnudos. También es común que entren a nuestra habitación mientras nos ponemos la ropa. ¿Eres de esos padres que se pasean sin ropa en casa? Entonces es importante aclarar algunos puntos relevantes.

¿Es malo que nuestros hijos nos vean desnudos?

Puede que te digas a ti misma: “¿Es malo que mi hijo me va desnuda? ¿Será que existe determinado limite de edad para pasearme desnuda con libertad?”. Es preciso analizar ciertos factores claves antes de dar la respuesta a esta pregunta.

Sucede que debe convertirse en una importante oportunidad para que el aprendizaje sea completamente positivo en la vida de nuestros pequeños. Además, hay que aclarar que se trata de desnudez en circunstancias naturales, como al salir de la ducha o vestirse. No tiene ningún tipo de connotación sexual que es otro punto y que no se considera en estos casos.

Opiniones encontradas sobre este tema

Hay padres que piensan que no tiene nada de malo de que sus hijos las vean desnudas mientras que a otros les parece algo completamente inconcebible: “Es imposible que mis hijos me vean desnuda”. Las opiniones varían de uno a otro según la crianza. Pero ¿Es algo inadecuado? Realmente no. No tiene nada de malo si se lleva con completa naturalidad.

Aquellos que defienden el hecho de que el niño puede traumarse o confundirse están en un completo error. Puede partirse de un hecho fundamental: para los niños es completamente normal puesto que no tiene ningún ápice de erotismo. Para ellos solo son sus padres sin nada de ropa.

Por otra parte, hay que deshacerse de ciertas ideas preconcebidas. Si nuestros hijos nos ven desnudas no se les está haciendo ningún tipo de apertura mental hacia el sexo. Para ellos la desnudez es algo completamente normal. ¿Verdad que a muchos les encanta estar por toda la casa sin ropa porque están a gusto?

Mira también:  El niño de 27 meses

Una importante edad para el desarrollo

Cuando los niños llevan a cabo su desarrollo afectivo y sexual tienden a volverse muy curiosos. Primero se interesan por su cuerpo y más adelante van mostrando interés por el de quienes le rodean. Si eres de mente cerrada solo darás fin a la conversación.

¿Vas a truncar su sano desarrollo? No sería lo correcto. Además, si tu hijo te ha visto desnuda tal vez te pregunten algo como: “Mami ¿por qué tus senos están tan caídos?” sin duda estos pequeños son un caso. ¿Verdad?

De seguro has querido que la tierra te trague, o tal vez queremos que inventen una crema que nos devuelva la firmeza juvenil. Es maravilloso utilizar esas oportunidades para hablarles del respeto, lo diferentes que son los cuerpos y de los cambios existentes.

Motivarlos al respeto propio y su protección

Ponte a pensar que esas circunstancias te permiten hablarles del abuso sexual. Esto les ayudará a estar preparados y a protegerse si en algún momento se le presentara una situación tan terrible como esta. Indicarles que nadie puede tocarlos o verlos es un factor clave para ello.

También es vital que revises los mensajes que envías en cuanto a determinado tema, por ejemplo, las cosas que dices cuando estas desnuda es un factor aun más fundamental que la desnudez en sí. Esto marca aun más la pauta que la propia desnudez.

Debemos cuidar lo que decimos

Debes tomarte las cosas con completo humor para hacer frente a las vicisitudes constantes de la paternidad. Si en algún momento ellos entran al baño y les gritamos nerviosos: “¡Sal porque estoy desnuda!” les enviarás el siguiente mensaje: que han hecho algo malo, cuando realmente no es así o que la desnudez debe tener algo malo porque los adultos se sienten incómodos.

Mira también:  La amistad en todas sus etapas

Puedes ayudarlos a ver su cuerpo con naturalidad y respeto. Decirles algunas cosas como: “Amor, voy a vestirme, y es algo que me gusta hacer en la privacidad ¿Podrías salir de la habitación?”. Lo entenderán muy bien y no tiene ningún drama.

¿Debería colocar un límite en cuanto a edad?

No busques una respuesta psicológica a este aspecto. Tú como madre debes elegir tal momento. Cuando alguno de los dos comience a mostrar incomodidad lo mejor es cambiar. Algunos padres colocan el límite en la edad de la pubertad.

En este momento nuestros hijos comienzan a alcanzar la madurez física y eso podría causarles cierto pudor. Puede ser una señal de que es el momento de cambiar. Muchas veces ellos mismos deciden colocar su propio límite y comienzan a evitar que los vean desnudos.

Lo vital es siempre abordar el tema de manera natural para que ellos no malinterpreten la situación y sientan que “pasa algo malo”. Esto no tergiversará su opinión respecto al cuerpo y la desnudez.

¿En qué momento crecieron tan rápido?

Cuando menos lo esperes tu hijo se incomodará cuando entres a la habitación y se esté vistiendo. O cuando se esté duchando y tú entres de manera repentina en el baño. Dirá: “No mires, cierra la puerta”.

Algunos llegan a este punto a una edad más temprana que otros. Cada persona se desarrolla de manera distinta y eso hay que respetarlo. Tú como madre debes estar consciente de ello y apoyarlo.

A pesar de que la desnudez tiende a causar discusiones acaloradas porque tiende a verse como algo sucio, hay que desechar esos pensamientos. Trata de ser natural como tu hijo. No perviertas situaciones cotidianas para que no tenga una mala influencia sobre ellos. ¿No es cierto que es mejor educarlos para sean personas respetuosas de sí mismas y de quienes los rodean?

Deja un comentario