Una investigación demuestra por qué nunca se puede malcriar a un bebé al hacerle ‘upa’

Muchas personas cuestionan cuando llora el bebé y les hacemos ‘upa’ alegando que lo estamos malcriando. Este nuevo estudio demuestra todo lo contrario.

Una investigación demuestra por qué nunca se puede malcriar a un bebé al hacerles 'upa'

Si alguna vez te acusaron de malcriar a tu bebé por hacerle ‘upa’ cuando llora puedes comenzar a defenderte con fundamentos científicos. Una investigación realizada recientemente ha confirmado que tus instintos maternos son los correctos.

Los bebés siempre lloran por una razón

La investigación dirigida por la doctora en psicología Darcia Narvaez de la Universidad de Notre Dame, reveló que los niños serán adultos más sanos, seguros y felices si han tenido una crianza contenedora desde bebé propiciada por padres atentos, cariñosos y juguetones.

“A veces, hay padres que dicen que uno puede malcriar al bebé si los alzamos en brazos cuando se sienten angustiados. No, no es posible malcriar a un bebé”, comentó Narvaez al WSBT.

Todos sabemos que puede haber muchas razones por las que llora un bebé y la doctora confirma que los padres nunca están equivocados al ofrecerles una atención inmediata.

“Parte de esto es seguir nuestros instintos ya que, como padres, tenemos la urgencia de consolar a nuestros hijos. Deseamos contenerlos tranquilizarlos y verlos felices porque el grito es algo muy angustiante” agregó la especialista.

Una investigación reciente

La investigación, que la doctora Narvaez llevó a cabo junto a dos colegas, será publicada muy pronto en la revista científica Applied Developmental Science.

El estudio se realizó con más de 600 adultos a quienes se les preguntó sobre sus experiencias en la infancia, la cantidad de contacto físico y cariñoso que recibieron cuando eran niños, si dispusieron de un entorno de libertad de juego y también sobre la cantidad de tiempo en familia que recuerdan haber disfrutado. También se les preguntó a sus familiares sobre la manera en que fueron criados cuando eran bebés.

Al comparar las respuestas, los especialistas descubrieron que los adultos que no presentaban cuadros de angustia o ansiedad, habían tenido experiencias positivas a lo largo de su infancia. En cambio, aquellos que no tenían recuerdos favorables tenían una salud mental comprometida.

Mira también:  Consejos sobre cómo poner límites al bebé desde el respeto

La buena contención del niño brindará una “buena salud mental cuando sean adultos. [Los encuestados que habían tenido dicha contención] se encontraban menos deprimidos, menos ansiosos, y sus interacción social era mucho mayor”, agregó la doctora.

El mensaje que se debería difundir

La doctora Narváez incentiva a que todo padre responda a las necesidades de sus hijos: alzarlos, tocarlos y acunarlos todo el tiempo que quieran, sabiendo que es bueno para ellos.

“Lo que hacen los padres durante los primeros meses y años de vida del bebé interviene directamente en la forma en que el cerebro se desarrollará por el resto de su vida. [Los niños] crecen mejor de esta manera. Si los dejas llorar mucho, el sistema límbico se activará más fácilmente y será causa de estrés en el futuro”, añadió la doctora.

Por otro lado, Narvaez hace hincapié en el papel activo que también deben desempeñar los abuelos, los tíos y los amigos durante el desarrollo y la crianza de nuestros hijos

“Como comunidad necesitamos dar apoyo a toda familias para ofrecerles a nuestros hijos todo lo que necesiten. Para esto debe haber una comunidad de cuidadores que pueda ayudar: el pueblo. De modo que, cuando una mamá o papá necesite un descanso, esté alguien allí listo para intervenir”.

Deja un comentario