Fiebre en el bebé: ¿cuándo consultar al médico?

Los médicos insisten que no es necesario consultar ni acudir al hospital si el bebé tiene menos de 38ºC. Te contamos en qué casos debes hacerlo.

Fiebre en el bebé: ¿cuándo consultar al médico?

¿Qué es la fiebre?

Se considera fiebre cuando la temperatura corporal de bebé medida con termómetro en la axila está por encima de los 38º C. Toda temperatura inferior a esta cifra es considerada febrícula, no fiebre. Si un bebé presenta fiebre, lo notarás enrojecido y caliente, aunque también puede intercalar períodos de temblor y escalofríos.

La fiebre es secundaria a un proceso infeccioso y no es perjudicial sino que es una reacción beneficiosa del organismo para combatir enfermedades. Sin embargo, pueden existir dos complicaciones graves cuando el bebé está con un estado febril muy elevado (más de 40º C) como son las convulsiones febriles y la deshidratación, sobre todo si son bebés menores de 3 meses o la fiebre persiste por más de cuatro días.

Convulsiones febriles

Afecta a niños menores de 5 años de edad. No es epilepsia, ni lleva al niño a la epilepsia con los años. Se caracteriza por temblores bruscos en los miembros, incontinencia de esfínteres y puede durar hasta 5 minutos.

Es muy importante mantener la calma y quedarte con tu hijo hasta que el proceso finalice. Mantén al niño recostado sobre un lateral en un lugar donde no pueda lastimarse. Lo ideal es sobre un piso alfombrado. Llama al médico o a alguna emergencia médica lo antes posible.

Deshidratación

Se puede desarrollar rápidamente en un niño con fiebre ya que la transpiración aumenta considerablemente. El niño enfermo generalmente rechaza la ingesta de líquidos lo cual empeora la situación. Se lo encuentra decaído, con los ojos hundidos, la boca y mucosas secas y además orina muy poco. Si un bebé no orina en un lapso de 6 horas seguramente está deshidratado.

¿Qué debo hacer?

Para reducir los riesgos de convulsiones y deshidratación sigue estos simples consejos.

Hidratación

Amamántalo o dale el biberón con frecuencia. Si ya ha dejado lel pecho, puedes darle agua entre cada mamadera. Esto es de suma importancia ya que el bebé con fiebre se deshidrata fácilmente. Trata de que el pequeño beba poca cantidad de líquidos a intervalos frecuentes, preferentemente agua o soluciones salinas rehidratantes.

Baño

Si el bebé tiene más de un año puedes sumergirlo hasta el cuello en agua tibia. Hazlo las veces que sea necesario, esto permitirá reducir la fiebre hasta en 1º C. Si en cambio es menor de un año no se aconseja el baño de agua tibia ya que el cambio brusco de la temperatura del agua puede bajarles la presión arterial. En estos casos se recomienda refrescarles los brazos y las piernas con una esponja suave humedecida.

Ropa

Mantenerlo con muy poca ropa es importante para permitir la pérdida de calor. También puedes dejarlo sólo con pañales y asegurarte que el cuarto esté cálido y que no haya corrientes de aire. Recuerda de recostarlo suavemente y de moverlo despacio ya que con seguridad estará dolorido.

Paños húmedos

Colócales paños húmedos en la frente, en los brazos, las muñecas y muslos durante 1 ó 2 minutos. Luego espera 5 minutos y vuelve a hacerlo.

Pero por sobre todo nunca dejes de llamar al pediatra. Es él quien te informará como tratar mejor la fiebre, ya que cada bebé es diferente.

Medicamentos

Los medicamentos se recomiendan sólo cuando la fiebre es mayor a 38º C y según criterio médico. Se puede administrar paracetamol para disminuir la fiebre y calmar los dolores. Se recomienda que se lo des antes de darle la mamadera o el pecho, ya que si regurgita no lo expulsará. Otro medicamento que recomiendan los pediatras es el ibuprofeno que siempre debe tomarse con la comida ya que puede irritar el estómago del bebé.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Siempre es bueno llamar al médico por cualquier inquietud, sin embargo se insiste que no es necesario hacerlo si la fiebre es igual o menor a 38ºC en bebés mayores de 3 meses de edad.

También se debe llamar al médico cuando el bebé se encuentra muy decaído y molesto. Administrar un antitérmico en estos casos le proporcionará al bebé un alivio a sus síntomas por más que la fiebre no sea muy elevada.

Ten presente que los niños a los que no se les baja la temperatura de hasta 38º C se recuperan más rápido ya que su sistema inmunológico responde más eficientemente. Si cada vez que el cuerpo eleva su temperatura se baja la fiebre, sin duda el bebé se sentirá mejor pero la enfermedad quedará latente y el tiempo de recuperación será mayor.

En el caso de bebés menores de 3 meses siempre hay que acudir directamente al hospital para detectar qué provoca la fiebre y cuál es el foco de infección. El riesgo de sufrir complicaciones en estos pequeños es mucho mayor y deben estar controlados por especialistas realizándoles los estudios necesarios.

224 comentarios sobre “Fiebre en el bebé: ¿cuándo consultar al médico?”

  1. nota: por favor, ingrese su comentario con respecto a la nota o la encuesta y no una pregula fiebre es un reflejo de que nuestro cuerpo esta pasando algo malo si tiene fiebre y no hace pipi es una infeccion urinario o de ri

Deja un comentario