“La lactancia es opcional” El mensaje de una madre que se siente juzgada por no poder amamantar

Cientos de campañas en pro de la lactancia materna olvidan que este tipo de decisión es personal. ¿Es necesario juzgar a una mujer porque no desea o no puede amamantar?

"La lactancia es opcional" El mensaje de una madre que se siente juzgada por no poder amamantar

Cuando una mujer trae al mundo un hijo, se ejerce sobre ella una fuerte presión que tiene como objetivo obligarla a amamantar sin tomar en cuenta cuáles son sus preferencias o necesidades. Pero es un poco injusto para todas aquellas que por una u otra circunstancia eligen no hacerlo o simplemente no pueden. Este es el testimonio de una mamá llamada Suzanne Zupello que hace poco dejó su opinión al respecto en el Huffington Post.

Nunca podré amamantar a mis hijos

Hace tres años tuve que realizarme una mastectomía doble preventiva y la razón es que tengo una mutación genética que podría provocar en cáncer. Cuando pensaba sobre esta decisión tan importante no faltaron aquellas personas que me aconsejaban sobre lo que tenía que hacer.

Los médicos fueron muy insistentes al decirme que mejor esperara porque iba a perder mi capacidad de amamantar. La verdad en ese momento no me preocupaba para nada que mis futuros hijos recibieran alimentación por medio de un biberón. Mi preocupación era tenerlos y que en poco tiempo perdieran a su madre.

Una difícil decisión

La salud materna es un aspecto muy importante. Temía muchísimo ser diagnosticada con cáncer en algún momento, así que tuve que tomar la decisión de realizarme la mastectomía profiláctica. Claro, esta elección tuvo muchas críticas por parte de mis amigos y familiares, pero yo no estaba dispuesta a esperar a tener a mis hijos para luego operarme.

Una amiga me sugirió que ella podría amamantar a mi bebé si dábamos a luz al mismo tiempo. Yo estaba firme en la decisión que había elegido, pero para algunos era espantoso el pensar que alimentaría a mis hijos con fórmula, no con pecho.

¿Está mal alimentar al bebé con fórmula?

El detalle está en que hay niños que han sido alimentados con leches maternizadas y son saludables e inteligentes. Por ejemplo, mi hermano y yo no fuimos alimentados por medio del pecho y tuvimos una infancia feliz, somos profesionales y eso no trajo ninguna consecuencia sobre nuestra salud.

Pero como hace algunas semanas tuvo lugar la semana de la lactancia materna fue para mi inevitable ignorar que no todas las mujeres pueden amamantar. El fin de la campaña por supuesto que es bueno: ayudar a las madres a tomar conciencia sobre los beneficios que este tipo de alimentación tiene en el niño y eso no lo pongo en duda.

Mira también:  10 consejos de seguridad para el cuarto del bebé

Lo que critico es que en las noticias y las campañas nunca tienen en cuenta a aquellas mujeres que no podemos. Esta es una problemática que muchos no consideran y podría volverse un tanto angustiante para muchas mamás.

Las campañas de lactancia materna

Los movimientos que promueven la lactancia materna, además de concientizar sobre los indudables beneficios de la lactancia materna, tienen como propósito mencionar el especial vínculo que existe entre la madre y el bebé mientras lo amamanta. Es cierto que esto resulta de gran importancia, pero la alimentación con biberón y fórmula también es una muestra de amor que no rompe este vínculo.

Muchas de estas campañas ignoran de manera deliberada que algunas mujeres no pueden o no quieren amamantar. Esta elección no es nada sencilla, siempre hay un poco de dolor emocional tras esta decisión. Conocí una amiga tras mi operación de mamas llamada Caitlin Brodnick.

Mi amiga menciona que cuando dio a luz, las enfermeras y todo el personal médico llegaban a cada instante a la habitación para incentivarla a que comenzara a amamantar. Ella les decía que no podía, pero seguían insistiendo una y otra vez, preguntándole porque no podía.

“Les dije la razón por la que no podía. Fue muy incómodo ese momento para mi y se sintieron mal. Pero la presión era tanta que siempre había alguien que me preguntaba al respecto”.

Como ella sabía que no podría amamantar se aseguró de recibir con anticipación las mejores fórmulas para darle a su hijo una buena alimentación. Sin embargo, no por esto dejó de ser juzgada o criticada.

La reducción de senos imposibilita la capacidad de amamantar

A muchas mujeres también se les advierte que tras una operación reductora de senos es posible que pierdan su capacidad de amamantar. Rachel, otra amiga mía, se sintió presionada porque estaba decidida a realizarse esta reducción de senos, mientras que otra llamada Jenn, no lo dudó dos veces y continuó con sus planes.

“La verdad no sé si en el futuro tendré hijos. Y si los tengo no sé si los amamantaré. Deseaba mi reducción de senos 10 veces más de lo que deseaba tener un hijo” ¿Puede alguien ser juzgado por eso? Lo fui y no fue fácil salir adelante cuando las críticas severas no se hacen esperar.

Mira también:  Consejos de seguridad sobre las comidas del bebé

Infecciones mamarias

Otro problema por el que las mujeres no pueden amamantar tiene que ver con que algunas sufren infecciones mamarias. Jenn y yo hablábamos mucho acerca de su apatía hacia la lactancia, y en ese tiempo me presentó a su colega Lesley.

Esta mujer tuvo un parto infernal cuando trajo al mundo a sus mellizos. Tuvo que terminar en una horrible cesárea de emergencia y con el paso de tiempo desarrolló ciertos problemas para alimentar a sus hijos de manera natural.

“Quería compensar el hecho de que nada había salido según lo planeado, y seguía esforzándome por amamantar a mis hijos”. En muy poco tiempo Lesley desarrollo mastitis. Había escuchado que este problema era muy común así que trató de salir adelante. Pero con el tiempo todo empeoró y le salió un absceso por lo que tuvo que descartar la idea de amamantar.

“Estaba tan estresada porque nada había salido según lo planeado. ‘Falló’ mi plan de parto natural, ‘falló’ mi plan de amamantar. Ahora que miro atrás me doy cuenta que no imaginé lo difícil que sería alimentar a dos hijos al mismo tiempo. Creí que los alimentaría a ambos y todo estaría bien. Cuando lo acepté me sentí bien porque supe que había hecho lo mejor que podía”.

La lactancia materna es una decisión personal

Historias como las de Jenn, Lesley y muchas mujeres más muestran que la lactancia es opcional. Es una decisión personal que nadie debe tomar por otra. Muchas mujeres temen expresar su punto de vista para no ser criticadas, pero el no amamantar no es una señal de fracaso como mujer ni como madre.

La decisón de una mujer de no amamantar a sus hijos debe ser respetada, es válida. Julieanne Smolinski mencionó: “Cuando escucho a una mujer odiarse por no poder amamantar a sus hijos o simplemente porque no quiere hacerlo, me pregunto en qué siglo vivimos. Mi bebé es inteligente, dulce y adorable y ha sido alimentado con biberón”.

Es importante recordar cada uno de estos puntos para tomar una decisión. “Mi cuerpo es mi elección”. Son muy ciertas estas palabras. Optar por amamantar o no encarna la mejor versión de una mujer y eso hay que respetarlo.

¿Y tú qué opinas sobre las convicciones de esta mamá?

Deja un comentario