Una mujer convierte la ecografías de otras mamás en preciosas obras de arte

Ser madre es una de las más hermosas experiencias que una mujer puede vivir. ¿Qué te parece la idea de tener una pintura de tu futuro bebé representando en una obra de arte?

Una mujer convierte la ecografías de otras mamás en preciosas obras de arte

La imagen que se obtiene de un bebé mientras aún se encuentra en el vientre de su madre, es algo realmente hermoso y emocionante. Ver a ese pequeño ser moviéndose en el interior es una de las cosas más emocionantes que una futura madre puede vivir.

Obras de arte para inmortalizar la imagen más hermosa

Para la mayoría de las personas una ecografía puede parecer un extraterrestre e incluso una simple mancha. Pero para una madre nunca ha habido algo tan fantástico y maravilloso como ver a su hijo por primera vez.

Una artista tiene este mismo punto de vista y ha comenzado a crear hermosas pinturas a partir de ecografías de otras mujeres. Estas imágenes granuladas y confusas para algunos llegan a ser impresionantes obras de arte en sus manos. Se trata de una madre de 35 años llamada Laura Steerman.

Tiene tres hijos y desde Dublín, Irlanda, ha encontrado su nueva pasión creando obras de arte ciertamente particulares. Su negocio conocido como Baby Bespoke Ultrasound Art ha logrado mucha fama. En una entrevista a Babble dice que trabaja como abogada para “para pagar las cuentas” y que hace arte para “alimentar su alma”.

Inicios de su pasión por el arte

Laura conoció su pasión por el arte cuando estaba embarazada de su hija. Muchas veces se sintió atemorizada y tuvo que visitar al médico reiteradamente porque su hija se movía muy poco. “Cada ecografía que me realizaba mostraba que mi hija estaba bien a pesar de la falta de patadas. Las imágenes de las ecografías eran borrosas pero me daban la certeza de que estaba allí y estaba bien”.

Y fue así que un día tuvo una idea. “Saqué todas mis pinturas y me puse a pintar mis ecografías. Este pasatiempo se convirtió en una pequeña empresa cuando familiares y amigos comenzaron a pedir pinturas de este tipo y luego las compartían a través de las redes sociales”.

También indica que la parte favorita de todo el proceso es llegar a conectarse con los clientes al escuchar cada una de sus historias. “Capturo cada detalle de las historias, emociones, recuerdos… todo en una misma pintura. No hay ecografías iguales”.

La aventura de convertirse en padres

Laura busca celebrar con cada una de sus pinturas la aventura del embarazo en cada familia. “Es un orgullo para los padres colgar esta pintura en sus hogares”. La talentosa madre de tres hijos menciona que las emociones son muy diferentes en cada familia.

“Van de la alegría a las lágrimas y a los gritos de sorpresa (en el buen sentido)”. Se siente privilegiada de que los padres le confíen una tarea tan importante como esta. Es un recorrido muy íntimo y especial para cada familia.

Uno de los clientes era un padre que estaba haciendo su servicio militar. Él encargó una pintura de su hijo para darle un regalo encantador a su esposa. Quería llevar el cuadro mientras viajaba a sus misiones y de este modo tener el ánimo para continuar.

Pinturas aún más especiales

Algunos clientes han sufrido abortos involuntarios, así que Laura también se sintió motivada a colaborar con una organización benéfica que brinda apoyo a todos aquellos que han perdido un bebito antes o muy poco después de su nacimiento. Un porcentaje de lo recaudado por cada pintura es dirigido a esta organización benéfica.

Para obtener una de estas pinturas, los padres le entregan la ecografía a Laura del cual ella saca una copia. Ella dice que jamás tocaría los originales ya que son demasiado preciados. Después explora con sus clientes las experiencias, colores de preferencia para captar mejor el pensamiento y el sentimiento de los padres.

Cuando los padres describen que su bebé se mueve como un torbellino ella tiende a usar colores mucho más vibrantes y audaces, representando así el  movimiento. Siempre sorprende a sus clientes dándoles lo mejor.

Un proyecto único

Recientemente Laura completó un proyecto exclusivo. Se enteró de que una madre llamada Nicole Taylor estaba por dar a luz a un par de gemelos con síndrome de Down. La idea era sorprender a la madre con una obra de arte que incluyera a sus dos hermosos bebés antes de nacer.

“Mi deseo era darle todo el apoyo posible. Como madres es lo que hacemos. Pensé que esto podría hacerla feliz”.

Los padres se sorprenden al ver que la vida de sus hijos se plasma de manera perfecta sobre un lienzo. Sin duda una iniciativa única que solo una madre puede entender.

bty

Para ver más imágenes de Quaint Baby puedes visitar su página web o seguirla por Instagram o Facebook.

Deja un comentario