Las madres primerizas pierden 50 noches de sueño durante el primer año de su bebé

Una investigación realizada recientemente en el Reino Unido ha arrojado este sorprendente dato. ¿Cuáles son las consecuencias de la falta de sueño crónica? ¿Cómo repercute en la relación de pareja?

Las madres primerizas pierden 50 noches de sueño durante el primer año de su bebé

Un estudio realizado en el Reino Unido reveló que las madres primerizas y sus parejas duermen menos de 5 horas por noche durante el primer año de vida de su bebé. Esto no es ninguna novedad para los que ya han vivido estas circunstancias pero ayuda a enmarcar la problemática para los que incursionan en el mundo de la maternidad.

Falta de sueño: nunca debe subestimarse

Los expertos han explicado que la falta de sueño es algo que no debe subestimarse. Esta situación podría provocar inconvenientes para la salud como:

  • Cambios de humor e irritabilidad
  • Problemas de atención
  • Problemas de discernimiento
  • Dolores de todo tipo (cabeza, musculares, óseos, etc.)

Y esto puede agravarse aún más en algunos casos. Muchas mujeres cuentan que tienen parejas que se despiertan muy poco durante la noche y no reciben mucha ayuda de ellos, lo que complica la situación. Nada es más duro que la falta de sueño crónica cuando debes despertarte temprano a la mañana siguiente para ir a trabajar.

Datos que sorprenden

Los investigadores descubrieron que los padres primerizos duermen 4 horas y 44 minutos en promedio por noche durante el primer año de vida del bebé.

Esto quiere decir que descansan menos del 59% de las 8 horas recomendadas por noche. Como para ejemplificarlo mejor, es como si ese año perdieran 50 noches completas de sueño.

Aproximadamente el 40% admitió que habían olvidado por completo lo que decían a mitad de una frase. El 11% de los padres tuvo alucinaciones, mientras que el 8% llegó a olvidar incluso el nombre de su bebé.

Además, el estudio demostró que las relaciones de pareja se ven amenazadas por la falta de sueño, generando graves discusiones entre ellos.

Mira también:  Confesión de la vida real: "No me gustó para nada la etapa de recién nacido y de bebé de mi hijo"

Aunque parezca mentira muchas personas afirmaron situaciones insólitas como colocar la leche en el horno y los pañales en el refrigerador. Claro, esto no es ninguna novedad para quienes ya han tenido hijos.

Experiencias reales

Una madre explicó que recordaba patentemente el duro trabajo de la crianza de sus hijos durante los primeros años. “Que te despierte un bebé con hambre a los 5 minutos después de haberte dormido es todo un reto”. 

“Caer en la cama a las 3 am y luego despertarte una vez más antes del amanecer es parte de la rutina.  Poco a poco se torna como una especie de tortura.  A veces imaginaba que esos días eran como una especie de entrenamiento, pero eso no arreglaba las cosas” agregó la mamá.

La mujer también afirmó que lo más difícil sobre la falta de sueño prolongada era que otras personas no la comprendían. “En cierta ocasión le dije a una amiga que no tenía hijos que tenía serios problemas para dormir, pero ella me lanzó una mirada despectiva y dijo:  ‘todos estamos cansados hoy en día, no exageres Cat'”.

Falta de comprensión

Este tipo de situaciones se repiten a menudo y resultan ser un verdadero problema para quienes pasan por estas circunstancias. Las personas no sienten que las escuchan ni apoyan. Tan solo se sienten solas, algo que podría contribuir a empeorar la situación emocional que están atravesando.

De modo que lo mejor en estos casos es que la pareja hable claro y trate de ayudarse mutuamente. Es cierto que muchas veces los hombres no pueden asistir en todas los requerimientos del bebé. Pero contar con ellos puede hacer la tarea mucho menos estresante.

Mira también:  El juguete ideal para el bebé

Además, es bueno que haya cuatro ojos para ver cuáles pueden ser los factores que alteran el sueño del bebé. Descubrirlos será la clave para recuperar horas de descanso.

Deja un comentario