La bebé ‘milagro’ que nació prematura a las 25 semanas se recuperó totalmente

La pequeñita que nació a los cuatro meses de embarazo pesando tan solo 300 g. se ha recuperado totalmente y ahora está finalmente en su casa.

La pequeñísima Watson Jean Breeden fue la bebé prematura más extrema que que nació en el Centro Médico Universitario Baylor en Dallas, Estados Unidos. El martes pasado y por vez primera, los padres de Watson, Lacey y Wynne Breeden, llevaron a su única hija a casa.

“Fue una especie de sentimiento surrealista y una alegría inmensa”, dijo Lacey Breeden, de 31 años, en el momento en que salieron del hospital. “Ha sido increíble”, agregó. “Hoy es el primer día que pasamos como una familia, no dentro del hospital. Fue tan maravilloso despertar esta mañana y tenerla junto a nosotros y poder amarla, sostenerla y alimentarla” comentó la madre emocionada.

Su marido también experimentó lo mismo: “Es maravilloso tener toda una experiencia familiar en casa, y poder alzarla cuando uno quiere”, comentó Wynne, también de 31 años a TODAY. “Simplemente, es poder vivir la vida normal que todos imaginamos cuando decidimos tener un bebé. Es una sensación increíble” concluyó el padre.

El personal del hospital comentó que la historia de la pequeña Watson es milagrosa. Lacey tenía una de las complicaciones frecuentes del embarazo llamada síndrome HELLP, que además de amenazar la vida de su bebé también amenazaba la suya.

Esta grave enfermedad se caracteriza por un aumento rápido de la presión arterial: situación que atravesó su madre y que causó eventualmente el nacimiento de Watson que nació prematuramente el 29 de octubre del año pasado.

Los primeros días de vida de Watson.

La pequeñita, de tan sólo 25 semanas, estuvo internada en el hospital durante seis meses para su total recuperación. Durante su convalecencia, tuvo que estar en una incubadora, conectada a soporte vital y ser sometetida a varias cirugías.

La pequeñita intubada con soporte vital.

Debido a la gran cantidad de tiempo que la familia tenía que estar con su bebé, tuvieron que mudarse a Terrell, Texas, en donde alquilaron una casa cerca del hospital para poder ver a su hijita todos los días.

“Cuando estás en una situación en la UCIN [Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales], te informan que al principio va a ser como una montaña rusa”, comentó Lacey. “Pero en realidad uno no entiende eso… Sin embargo, creo que nuestra fe nos guió durante esos días oscuros sin saber si ella iba a sobrevivir” dijo la mamá.

Lacey y Wynne Breeden junto a Watson.

Y fue así que durante medio año, el único hogar que había conocido la pequeña Watson era el hospital donde se encontraba internada. Sin embargo, esta semana recibimos esta buena noticia que llena de esperanza a toda familia que esté atravesando una situación similar con un bebé prematuro. Ahora Watson se encuentra sana y salva en su casa pesando nada menos que 3.600 g.

Watson en su primer viaje en coche.

“Realmente esto ha sido una historia milagrosa” dijo Wynne. “Simplemente te hace detener y apreciar lo que realmente tienes”.

¡Finalmente en casa!

¡Felicitaciones a la familia y a este pequeña luchadora por todos sus logros! Le deseamos lo mejor para su vida.

Deja un comentario