Según un estudio, darle mantequilla de maní al bebé reduce el riesgo de alergias

Los investigadores aseguran que puede reducir un 80% las probabilidades de alergias a muchos tipos de nueces.

Según un estudio, darle mantequilla de maní al bebé reduce el riesgo de alergias

La investigación, publicada en el Canadian Medical Association Journal (CMAJ) tiene como objetivo ayudar a los padres que tienen dudas acerca de si darle de comer maní a sus bebés o no.

Para el estudio, se eligieron a aquellos bebés con riesgo de alergia al maní. Precisamente a aquellos que ya presentaban dos tipos de alergia específica: eccema y alergia al huevo .

Las conclusiones más importantes

Una de las conclusiones principales es que los bebés que comen mantequilla de maní, pueden reducir las posibilidades de desarrollar una alergia a este fruto seco. 

De acuerdo a esta investigación, siempre y cuando los bebés consuman mantequilla de maní 3 veces por semana, el riesgo de desarrollar alergia al maní se reduce en un 80%, así como la alergia a otro tipo de nueces y frutos secos.

Cómo introducir la mantequilla de maní

Como los bebés sin eccema, o con eccema leve, tienen un bajo riesgo de desarrollar alergia al maní, la mantequilla de maní puede introducirse paulatinamente en casa, a partir de los 4 meses de edad.

No obstante, los bebés con eccema severo, alergia al huevo, o ambos, deben ser examinados primero por un especialista para considerar darles la mantequilla de maní.

La cantidad de mantequilla de maní recomendada es de 2 g, tres veces a la semana. Los bebés que consumieron esta ración después de 5 años presentaron 80% menos de probabilidades de desarrollar alergia al maní que aquellos que no la consumían en absoluto.

Qué dicen los especialistas

Uno de los autores del estudio es el Dr. George du Toit, que trabaja en el Evelina London Children’s Hospital. El especialista afirmó que “sin importar como se estudie esto estadísticamente, los resultados son muy significativos ya que se logra mediante una intervención relativamente simple, que es comer maní”.

Mira también:  Ruido blanco: el sonido que hace dormir al bebé

Por su parte Sarah Coe, perteneciente a la Fundación Británica de Nutrición, advirtió que “en caso de existir antecedentes de alergias a algún alimento o de eccemas en los bebés o en los miembros de la familia, lo indicado es que los padres consulten a su médico de confianza antes de alimentar a sus hijos con maní”.

Deja un comentario