En Alemania los padres anti-vacunas deberán pagar una multa por no vacunar a sus hijos

La medida comenzará a regir el año que viene con multas que llegan a los 2.500 EUR.

En Alemania los padres anti-vacunas deberán pagar una multa por no vacunar a sus hijos

En Alemania será obligatorio vacunar a los niños contra el sarampión a partir del año que viene. Esta medida se aprueba mientras en el país existe una gran preocupación por el incremento de las enfermedades infecciosas.

La medida se tomará a través de los colegios y los jardines infantiles, garantizado de esta forma que los papás estén obligados a vacunar a sus hijos al escolarizar a sus hijos.

Incluso han establecido, a partir de marzo del próximo año, que aquellos padres que no demuestren haber vacunado a sus hijos deberán pagar multas de hasta 2.500 euros. Solo habrá excepciones para los que presenten constancia de alguna afección médica de los niños que no permita la vacunación.

Esta nueva ley también se aplicará a los maestros y al personal de dichas instituciones quienes son responsables directos del cuidado de los niños.

Pero esta medida no solo se aplicará en Alemania. En los Estados Unidos, la ciudad de Nueva York introdujo la vacunación obligatoria a principios de este año, imponiendo multas de $ 1.000 dólares a aquellos padres que no vacunaron a sus hijos. 

La sociedad preocupada

La medida se produjo luego de que la tasa de infecciones de sarampión en Alemania se triplicó a casi 1.000 casos en 2017, y un niño murió, ocasionado el alerta sanitario en la sociedad alemana pues ya se han reportado más de 400 casos en lo que va de año.

El ministro de salud Alemán, Jens Spahn, declaró sobre la intención de esta medida: “Queremos salvar a tantos niños como sea posible de la infección por sarampión”. Y agrega: “El sarampión es extremadamente contagioso y puede ocasionar complicaciones muy molestas e incluso la muerte”.

Mira también:  Avance científico: la supervivencia de bebés prematuros ha mejorado en los últimos 20 años

Nuevamente el movimiento antivacuna

Existen grandes preocupaciones de que la enfermedad del sarampión, que es altamente infecciosa, esté regresando a todo el mundo.

El movimiento anti-vacuna ha sido el causante del creciente número de padres que se niegan a vacunar a sus hijos por temor a que la vacuna pueda causar autismo u otros trastornos del desarrollo, a pesar de que no hay evidencia científica que respalde esto.

De hecho, la tasa de vacunación contra el sarampión en Alemania es del 92,9%, pero ha estado disminuyendo en los últimos años.

En este país, las vacunas obligatorias ya se han introducido a nivel regional en el estado de Brandeburgo, pero la decisión de esta medida se extenderá a todo el país como política sanitaria.

Aunque debe ser aprobada por el parlamento alemán antes de convertirse en ley, la gran mayoría del gobierno espera que se apruebe esta nueva medida sin dificultades.

El sarampión causaba la muerte a casi 2,6 millones de personas al año antes de que las vacunas modernas se generalizaran en la década de 1980, y todavía mueren más de 100.000 personas al año en el mundo en desarrollo. 

Por ello la importancia y la necesidad de la vacunación contra de esta peligrosa y muy contagiosa enfermedad y no dejarse llevar por movimientos con poco respaldo científico.

Deja un comentario