Sexualidad infantil: Lo que muchas mamás no se animan a preguntar

Muchas veces, por vergüenza o pudor, no nos animamos a preguntar sobre este tema que está presente desde que el niño es bebé. Aquí las preguntas más frecuentes.

Sexualidad infantil

Sexualidad infantil

Sexualidad infantil, dos palabras que al juntarlas generan desde curiosidad hasta pudor o incluso temor. ¿Existe la sexualidad en los niños?, ¿es necesario abordar la temática con los hijos? Lo cierto es que la sexualidad está presente en la vida de las personas desde su nacimiento hasta su muerte.

Claro que sexualidad no es sinónimo de genitalidad ni de relaciones sexuales. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la sexualidad abarca el sexo, las identidades y los roles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer y la reproducción”. Por eso hablar de sexualidad infantil es atinado.

¿Qué se entiende por sexualidad infantil?

Somos seres sexuales desde el nacimiento, lo que evoluciona y se modifica son las zonas erógenas (partes del cuerpo que proporcionan placer).

En el recién nacido predomina la sexualidad oral manifestada a través de la succión, con el ingreso la etapa del control de esfínteres predomina la sexualidad anal, y finalmente alrededor de los cinco años el niño descubre las zonas sexuales propiamente dichas.

Todas estas zonas con sus diferentes manifestaciones pueden coexistir a lo largo de toda la vida, predominando más una u otra, porque la erotización es algo que abarca todo el cuerpo.

¿A partir de qué momento un niño puede manifestar sus inclinaciones sexuales?

A partir de los cinco años un niño puede comenzar a manifestar sus preferencias sexuales, pero eso no significa que se trate de una elección. Sólo se puede hablar de elección a partir del periodo pubertal (desde los 10 u 11 años).

Mira también:  La primera caída del bebé al suelo

¿Desde qué momento la sexualidad debe ser un tema de conversación con los hijos?

Es conveniente esperar a que el niño pregunte, lo cual implica estar bien atento al discurso infantil, ya que las inquietudes o preguntas no siempre son formuladas de modo directo, sino que pueden aparecer de manera sutil.

¿Es conveniente bañarse con los hijos?

Cuando son muy pequeños no hay problema, siempre entre el mismo sexo (la madre con la hija y el padre con el hijo), pero si se puede es preferible evitarlo.

Una manera práctica de saber “hasta cuándo” es guiarse por la incomodidad, tanto del progenitor como del menor.

Alrededor de los cuatro años, el niño comienza a manifestar pudor y es fundamental respetar su deseo de privacidad.

¿Es normal la masturbación infantil?

La masturbación infantil es totalmente normal y forma parte del desarrollo psicosexual del ser humano. Claro que en el bebé o niño pequeño no hay fantasías sexuales de por medio.

Entre los 2 y los 4 años los niños suelen tocarse los genitales sin ningún disimulo, el pudor aparecerá más adelante. Los padres no deben censurar al pequeño ni reprimirlo.

Asesoró:
Dra. Ana Rozenbaum de Schvartzman
Miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA). Especialista en Psicoanálisis de Niños y Adolescentes
anarozenbaum@gmail.com

Un comentario sobre “Sexualidad infantil: Lo que muchas mamás no se animan a preguntar”

Deja un comentario