Imágenes de bebés aplastados dentro de un tubo transparente se viralizan intrigando en Internet

Las tres fotos fueron publicadas en Twitter y enseguida se hicieron virales generando todo tipo de comentarios en las redes.

Imágenes de bebés aplastados dentro de un tubo transparente se viralizan intrigando en Internet

Un twit con tres fotos de bebés, donde se los ve encerrados dentro de un tubo de acrílico transparente, se hizo viral y está causando gran revuelo en Internet, luego de que un usuario de Canadá lo compartiera en su cuenta de Twitter.

Los comentarios de los usuarios no se hicieron esperar. A muchos les pareció muy divertido. Sin embargo, a otros les preocuparon las imágenes, y  se preguntaron a qué se estaban sometiendo a los pequeños.

“Acabo de descubrir que así se le hace una radiografía a los bebés y no puedo parar de reírme” se lee en el twit.

Tres imágenes que están causando polémica

En las imágenes puede verse cómo los bebés están comprimidos dentro de una especie de cilindro, con sus bracitos levantados forzosamente por encima de la cabeza y con su rostro en una hendidura para poder respirar.

Se puede apreciar que están muy confundidos por lo que les está sucediendo y muy extrañados si nos detenemos en la expresión de su mirada.

El niño que parece ser el mayor de los tres, lleva una remera amarilla. Se lo ve disgustado por la posición en la que se encuentra y mira hacia un lado, mientras sus brazos se mantienen en el aire. A pesar de su enfado, la enfermera a su lado sonríe y parece estar bromeando con quien está detrás de la cámara.

¿Para qué sirve este dispositivo?

Ante los comentarios, un profesional de la salud comentó que el dispositivo que se mostraba en las imágenes no era ningún instrumento de tortura y que era cierto lo que decía la publicación: el aparato era un inmovilizador pediátrico para rayos X.

Mira también:  ¡No sientas culpa! Un estudio revela las diversas formas de estar presente en la crianza de los hijos

Estos tres casos son de bebés que están pasando por estos estudios para poder indicarles un tratamiento adecuado para su pronta recuperación.

Algunos de los comentarios

Varios padres compartieron sus propias experiencias de cuando sus hijos tuvieron que usar uno de esos aparatos.

“Mi primer hijo estuvo dentro de uno de estos. No me avisaron. Grité cuando lo pusieron porque estaba muy asustado” comentó una mamá.

“Las fotos son divertidas, pero el hecho de que el bebé esté allí en persona es una tortura. ¡Me sentí tan impotente… y el niño te mira como si lo estuvieran matando!” agregó otra.

Sin embargo, un padre respondió a los que decían que la publicación no era graciosa y dijo: “Todos los que critican a las personas por reírse de esto necesitan relajarse”.

“Sí, tengo un niño que tiene que estar en uno de estos para una radiografía de tórax. Y sí, gritará y llorará con la misma fuerza de cuando no lo dejé beber del bebedero de los perros”.

Otros también dijeron que les hizo “reír”, pero también sintieron pena por los bebés en las fotos. Alguien también comparó el dispositivo con una “licuadora”.

¿Pero por qué hay que inmovilizarlos así?

Al confinar al niño e inmovilizarlo, se reduce el tiempo del procedimiento y se asegura de que el pequeño no tenga que volver a exponerse a los rayos X por una radiografía que salió movida.

Cuando se usa el dispositivo, los niños solo deben usar su pañal y alguien tiene que levantarle los brazos mientras se coloca el asiento en el nivel correcto y se lo sienta allí.

Mira también:  Nace un súper bebé de casi 7 kilos

En general, este dispositivo ya no se utiliza más. Ahora los bebés muy pequeños son colocados en cunas acolchadas que los inmovilizan sin que se lastimen y sin asustarlos.

Deja un comentario