La madre de una joven con problemas de fertilidad se ofreció para gestar a su bebé y ya está de 4 meses

Creía que su madre le había dado todo, sin embargo, no tuvo palabras para expresar sus sentimientos cuando ella se ofreció embarazarse de su propio nieto.

La madre de una joven con problemas de fertilidad se ofreció para gestar a su bebé y ya está de 4 meses

Para la gran mayoría de las personas, tener un hijo es una bendición. Para muchos, esto resulta realmente fácil, sin embargo, en algunos casos puede significar un auténtico reto, y es por aquellos a los que les ha resultado imposible que han surgido alternativas como la que vamos a conocer en la siguiente historia.

El deseo de ser padres

Breanna y Aaron Lockwood, ambos nativos de estados unidos con 29 años de edad, llevan años estando juntos y desde hace un tiempo son una pareja estable. Desde el inicio de su relación, su sueño había sido tener un hijo, por lo que comenzaron a buscarlo tan pronto como consideraron que era el momento adecuado.

En un principio, intentaron lograr esto de la manera convencional, pero luego de intentarlo muchas veces a lo largo de varios años, y sufrir dos abortos espontáneos (de los cuales, uno era gemelar), descubrieron que algo estaba mal.

Fue luego de visitar al médico en muchas ocasiones y realizar una infinidad de estudios, que se logró descubrir que Breanna era infértil. Sin embargo, la pareja no se dio por vencida y comenzó a invertir en tratamientos especiales para estos casos.

Fue así que Breanna se sometió a 7 intervenciones quirúrgicas, 4 transferencias de embriones y 3 rondas de óvulos, así como al consumo de una gran cantidad de medicamentos especiales para estos casos. Sin embargo, los resultados que encontraron siempre fueron nulos.

La mejor madre del mundo

La pareja ya lo había intentado todo y comenzaba a perder las esperanzas, pero, sin embargo, una última alternativa apareció de la nada. Y es que Julie, la madre de Breanna se ofreció para llevar a su nieto en su vientre, cumpliendo el papel de madre substituta.

Mira también:  Menú fresco y nutritivo para los días de calor

En un principio, la pareja lo dudó, pero no pasó mucho tiempo para que acabaran aceptando (después de todo, era su última esperanza). Fue entonces que Julie comenzó a someterse a una gran cantidad de exámenes.

En un principio, los profesionales de la salud a los que la pareja buscaba para practicar una inseminación artificial en Julie se negaban, esto debido a su edad (ya que se cree que esta práctica solo debería llevarse a cabo hasta los 45 años). Sin embargo, debido a que esta última es una triatleta desde su juventud y cuenta con un maravilloso estado de salud, fue solo cuestión de tiempo para que uno dichos profesionales aceptara.

Fue así que Julie se sometió a un proceso de inseminación artificial con esperma de Aaron y un ovulo de Breanna e, inmediatamente, logró quedar embarazada de su nieto.

Un embarazo que va de maravilla

En la actualidad, la mamá lleva 17 semanas de embarazo (poco más de 4 meses), y transcurre a la perfección, sin presentar complicaciones. Por ello, Breanna ha decidido subir una foto, la cual muestra el progreso del embarazo, a su cuenta de Instagram y las reacciones que la misma ha recibido han sido bastante positivas.

La pareja ha expresado que se siente realmente agradecida con Julie y, particularmente Breanna, ha expresado que a su madre no le ha bastado con darle todo, sino que ahora también le ha dado la vida a su nieto.

Una alternativa que no está al alcance de todos

Esta práctica es conocida como “maternidad subrogada” y es buscada por aquellas parejas que no pueden concebir a un bebé. La misma consiste en la inseminación artificial dentro de un tercero de género femenino, utilizando esperma del padre y un ovulo de la madre (los óvulos de la gestante no son utilizados). Sus costos suelen ser bastante elevados.

Mira también:  Este bebito tenía labio leporino y así quedó su sonrisa luego de la operación

Si bien, es una práctica ilegal en muchos países del mundo, algunos estados de Estados Unidos la permiten bajo ciertas condiciones (es obligatorio que la pareja no pueda tener hijos de manera independiente).

Cuando la madre substituta tiene lazos sanguíneos con los padres (ya sea hermana, prima, tía o madre), este acto pasa a ser conocido como “gestación altruista”.

Deja un comentario