Barbijos para bebés: ¿es recomendable utilizarlos para prevenir el COVID-19?

Muchos fabricantes ya han sacado al mercado mini-barbijos especiales para bebés. Los especialistas nos dan esta información que tenemos que tener en cuenta.

Barbijos para bebés: ¿es recomendable utilizarlos para prevenir el COVID-19?

Con la llegada del COVID-19, la demanda de barbijos ha aumentado enormemente. Se recomienda utilizarlas cuando se sale de casa, de manera que sirvan como escudo cuando estemos cerca de un infectado. A pesar de esto, las autoridades de salud recientemente han comenzado a hacer declaraciones para crear consciencia sobre lo que pueden producir en los más pequeños.

Herramienta ideal para los grandes

En todo el mundo se recomienda el uso de barbijos o tapabocas (ya sea de tela u otros materiales) para reducir el riesgo de infectarse con el nuevo coronavirus. En el caso de los adultos, estas herramientas pueden evitar la entrada de pequeñas partículas transportadoras del virus, que se hayan originado del estornudo de algún infectado. 

Ciertamente los barbijos han sido un éxito para frenar la propagación del virus, pero no están hechos para todos.

Los barbijos pueden ser un peligro para los bebés

A medida que la pandemia progresa, muchas empresas han sacado al mercado distintos productos que brindan protección ante el COVID-19, productos para bebés incluidos. Esto ha llamado la atención de las distintas autoridades de salud alrededor del mundo, debido al peligro que un barbijo o algo similar puede representar para un niño menor de 24 meses

Por este motivo, en muchas partes del mundo, se ha pedido a las empresas el no vender esta clase de productos para bebés. Los profesionales de la salud indican que, ya sean máscaras integradas en chupetes o en miniatura, tienen el potencial de provocar asfixia o estrangulamiento en los pequeños, lo cual podría llegar a ser mortal.

Hay medidas más efectivas para proteger a nuestros hijos

Las autoridades de salud animan a los padres a que, en vez de comprar barbijos para sus bebés, intensifiquen la práctica del distanciamiento social. Según los profesionales, entre menos salgamos de casa, más seguros estarán nuestros niños.

También se ha recomendado que, en caso de que sea extremadamente necesario salir con nuestros pequeños, en vez de colocar barbijos a estos, coloquemos una sábana o protector plástico sobre el porta-bebés de nuestros vehículos o sobre el cochecito (nunca directamente sobre el bebé). Estas tienen la capacidad de ofrecer el mismo grado de protección que un tapabocas.

Si cumplimos con esta medida al salir de casa (haciéndolo solo cuando sea necesario), evitamos que toquen superficies potencialmente contaminadas, los instruimos a realizar lavados de manos constantes, y nos aseguramos de que mantengan un distanciamiento social de, al menos, 2 metros de distancia de otras personas, entonces nuestros hijos estarán resguardados de enfermarse con el nuevo virus, sin necesidad de un barbijo o tapabocas que ponga en riesgo su vida.

Deja un comentario