Su bebé nació muerta y la emotiva oración que su mamá le escribió conmueve a todo el mundo

La oración que escribió pudo darle sentido a la angustia que atraviesa la joven pareja por la muerte de su bebita.

Su bebé nació muerta y la emotiva oración que su mamá le escribió conmueve a todo el mundo

Después de 11 años de matrimonio, Darl Rivera Macalintal y su esposo PJ sabían que estaban listos para tener un bebé, y el embarazo, que Darl fue compartiendo en su muro de Facebook, los acercó como pareja más que nunca. Sin embargo, nunca se imaginaban que si hijita nacería muerta.

La pareja de la Columbia Británica, originaria de Filipinas, tuvo un embarazo muy saludable y sin complicaciones hasta las 20 semanas. Un periodo repleto de esperanza y emoción mientras esperaban la llegada de su bebé.

En la semana 20, los estudios indicaron que la pequeña Izzy podía presentar labio leporino o paladar hendido. Pero aunque descartaron esas afecciones luego de un seguimiento riguroso, a las 24 semanas de embarazo el pequeño corazón de Izzy dejó de latir.

Luego de la muerte intrauterina del bebé, los médicos programaron un parto para que Dara expulsara a su bebé dos días después de la trágica fecha.

“Decidí preparar nuestro bolso para el hospital porque continuaba pensando en ti”, escribe a Izzy en su muro de Facebook. “Todavía quiero preparar tu ropa, todavía quiero poner las cosas que hubiera traído si la situación hubiese sido diferente.”

Después de una inducción y un doloroso trabajo de parto, Darl y PJ dieron la bienvenida más triste a su pequeña Izzy.

Sin embargo, en medio de la angustia, la pareja expresó “alegría y gratitud” por su hija, dándole de esta forma un bello sentido a su muerte. Darl incluso escribió una conmovedora oración dirigida a su hija, en donde se destaca una simple frase que conmueve a todos: “Puede que hayas nacido muerta, pero aún así naciste”.

Debajo les dejamos la oración completa. También puedes leerla en inglés desde este link.

Fue una niña

Mira también:  La bebé 'milagro' que nació prematura a las 25 semanas se recuperó totalmente

Nuestro bello ángel
que silenciosa naciste en este mundo.
No importó,
el momento en que te vimos
fue de pura alegría.

Todas las preguntas, todo dolor y temor,
volaron lejos en la oscuridad de la noche;
mientras te sostenía en mi pecho,
disfrutando nuestro tiempo.

Pasada la medianoche llegó el sacerdote,
para bendecirte y bautizarte en el nombre de Cristo.
Es posible que no sepamos exactamente cuándo,
tu corazón dejó de latir
hasta el final.

Hija nuestra sabe que
si el amor hubiera podido salvarte,
vivirías para siempre.
Pero ahora, Dios te llevará en sus brazos
como te llevamos nosotros en nuestros corazones
hasta que podamos abrazarte en el cielo.

Gracias por mostrarme
cuánto me ama tu tatay (papá),
cuánto nos aman nuestra familia y amigos.
Gracias por mostrarnos
el poder del amor de Dios.

Supongo que te hicieron
demasiado preciosa para la Tierra.
Naciste con alas,
estabas destinada a volar.
Tu lugar está en el cielo.

Puedes haber nacido muerta
pero
aún
así
naciste.

Darliza Rivera Macalintal
Julio 10 de 2016
Powell River General Hospital
24 semanas 6 días
698 gramos
31 cm

Deja un comentario