Una mujer concibe un segundo bebé 10 días después del primero

El extraño fenómeno llamado superfetación no deja de asombrar al mundo entero.

Una mujer concibe un segundo bebé 10 días después del primero

El embarazo de una mujer de Brisbane, Australia, fue tan particular e insólito que el nacimiento de sus bebés ya ha sido considerado como un milagro luego de haber concebido a dos bebés con un lapso de diez días de diferencia.

Este fenómeno tan sorprendente llamado superfetación, es un hecho médico tan raro que sólo hay 10 casos documentados en todo el mundo.

“En realidad no nos dimos cuenta de lo especial que era, hasta que nacieron”, dijo Kate a Today Tonight.

El obstetra de Kate, el Dr. Brad Armstrong del Hospital Privado de Greenslopes, no tenía ninguna experiencia previa de superfetación, pero pronto se convertiría en un experto nacional en esa materia. Inicialmente buscó en Google para investigar esta clase de embarazos tan extraños.

“No encontraba ninguna información en los sitios web de medicina”, comentó el doctor. “¡Tuve que recurrir a Google!”

Kate Hill y su marido Peter tenían problemas de fertilidad y estaban luchando para llegar a concebir ya que en 2006 la mujer fue diagnosticada con problemas de ovulación como consecuencia de una afección bastante común llamada poliquistosis ovárica

Cuando se descubrió que Kate no ovulaba en absoluto, su equipo médico le prescribió hormonas en un esfuerzo por hacer realidad el sueño de la pareja de tener una familia.

¡Y al parecer las hormonas realmente funcionaron más de lo esperado! Luego de someterse al tratamiento hormonal, Kate quedó embarazada no una, sino dos veces.

Hill concibió dos bebés con 10 días de diferencia. La concepción se llama superfetal, lo que significa que quedó embarazada mientras ya estaba embarazada.

Lo que hizo el embarazo aún más raro fue que la pareja sólo tuvo relaciones sexuales sólo una vez. Esto significa que el esperma de su pareja se mantuvo con vida durante 10 días para fertilizar el segundo óvulo.

Dicha concepción comenzó como un embarazo gemelar, pero 10 días después pasó a estar embarazada de trillizos. Lamentablemente, la pareja perdió uno de los gemelos en las primeras etapas del embarazo.

Charlotte y Olivia nacieron juntas dos días antes de la cesárea programada, con diferencias en tamaño, peso y sobre todo en desarrollo gestacional, ya que una bebé tiene más de una semana de embarazo que la otra. Además, ambas tienen diferentes tipos de sangre. 

¡Definitivamente la naturaleza no deja de sorprendernos con sus diversidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *