Un estudio recomienda a las madres dejar las redes sociales durante el parto y dedicarse más a su recién nacido

Las redes sociales nos comunican en tiempo real con todos pero tal vez nos estén alejando de lo más valioso: la familia. Un estudio nos revela qué pasa en la sala de partos.

Un estudio recomienda a las madres dejar las redes sociales durante el parto y dedicarse más a su recién nacido

La invasión de las redes sociales en las salas de parto está siendo estudiada por investigadores conductuales, y este es le primer estudio de este tipo que se realiza en el mundo.

Un grupo de investigadores neozelandeses están observando el papel que juega Facebook, Instagram y Twitter en la “hora dorada” después del parto, ya que las parteras han notado un creciente grupo de madres que prefieren interactuar más con sus seguidores que con sus bebés recién nacidos.

El estudio intenta evaluar en qué nivel afectan los teléfonos y particularmente las redes sociales, el vínculo entre madre e hijo.

La investigadora principal, partera y académica de la Universidad de Victoria, Jayne Krisjanous, dice que aunque el estudio se encuentra en una etapa inicial, ya se aprecian resultados interesantes.

“Todos están conectados y conscientes del interés y la expectativa alrededor del nacimiento. Pero las familias jóvenes procesan la expectativa de maneras diversas, algunos van inmediatamente a las redes sociales, mientras otros sienten que necesitan privacidad”.

“Cuando las imágenes y comentarios ya están publicados, hay una ola de respuestas que parece necesitar atención. Ahí es cuando esto se vuelve disruptivo” comentó la especialista.

Krisjanous dice que las parteras trabajan para asegurar la privacidad e intimidad en la hora siguiente al parto, alentando a la madre para que haya contacto piel a piel con su hijo, lo que ayuda a las mujeres a apegarse bebé.

Por otro lado afirma que el bebé experimenta cambios radicales en su medio, como la luz, el sonido y la gravedad, y las redes sociales pueden convertirse en algo aún más invasivo para el pequeño.

Sin embargo, todavía algunas mamás se dedican con gusto a su rol único y vivencial del alumbramiento, como el caso de Felicity Farrell de 32 años, que renunció a las redes sociales por completo después del nacimiento de su hijo hace ya ocho meses.

Mira también:  10 cosas sorprendentes que hace tu bebé y que no sabías

“Estoy en las redes bastante, las tengo a todas. Pero cuando tuve a mi bebé no agarré el teléfono por tres días. Fue algo no intencional, al tercer día pensé, no tengo ninguna foto”.

“Lamento no haber tomado ninguna foto esos días porque ahora se me hace difícil recordar” agregó la mamá.

Del polo opuesto, la bloggera Constance Hall, publicó una fotografía de su esposo atendiendo a su recién nacido, mientras ella jugaba con su teléfono y bebía una gaseosa provocando un revuelo de opiniones en Internet. 

El post decía: “Posiblemente esta es mi foto favorita del nacimiento de Raja… Bienvenidos al matriarcado.

Hubo tanto críticas como halagos.

Hall dijo: “Si una mujer quiere entrar a las redes y gritar que acaba de tener un bebé, o prefiere abrazarlo en privado, es cosa suya. Lo más importante es que quitemos las etiquetas de lo que está bien o mal en el parto y la crianza. Es ridículo, porque todos somos distintos. Lo único malo es tratar de imponer tus creencias a otros”.

¿Y tú que opinas? ¿Prefieres un parto en privacidad o compartiendo todos los momentos en las redes sociales?

Deja un comentario