Un neurocirujano operó al oso de peluche de su pequeño paciente tras diagnosticarle una lesión en el brazo

El niño de 8 años que estaba a punto de ser operado le pidió a su neurocirujano que realizara el mismo procedimiento en su oso de peluche. El acto de este doctor te sorprenderá.

Un neurocirujano operó al oso de peluche de su pequeño paciente tras diagnosticarle una lesión en el brazo

Daniel McNeely es un importante neurocirujano al que se le asignó una tarea muy importante: operar al oso de juguete de uno de sus pacientes. El conmovedor video se ha hecho viral, así como unas cuantas imágenes que muestran al amable doctor realizando la “operación”.

El gesto de un cirujano que se ha hecho viral

El doctor Daniel McNeely de Halifax de Escocia tuvo una difícil tarea, después de operar a uno de sus pacientes de 8 años, tuvo que realizar una “cirugía” a su osito de peluche.

En una publicación de Twitter el doctor colocó: “El paciente me ha preguntado si también puedo arreglar al osito de peluche antes de anestesiarlo… ¿cómo puedo decirle que no?”. Para realizar el procedimiento se colocó una mascarilla quirúrgica y gafas de seguridad, tal como se puede observar en las imágenes que se hicieron viral.

La estrecha relación entre el doctor y el niño

BBC ha mostrado el caso de Jackson McKie, un pequeño de 8 años que tiene problemas de hidrocefalia. Esta enfermedad consiste en la acumulación de líquido en las cavidades profundas del cerebro, por lo que tiene que drenarse de manera constante para evitar un colapso.

El niño quería que el cirujano reparara a su osito de peluche, y este amablemente le prometió realizar este procedimiento tan pronto terminara la cirugía de McKie. Entre ellos existe una estrecha relación porque el niño ha sido paciente del doctor McNeely desde su nacimiento.

Mira también:  El video de Unicef de una niña sola en la calle que indigna en Internet

El procedimiento en McKie consistía en la colocación quirúrgica de un tubo hueco colocado en el cerebro para el drenaje automático del líquido cefalorraquídeo, evitando la acumulación de este, tal como informa BBC.

Un fiel compañero

El osito de peluche es un fiel compañero de Jackson McKie, siempre lo lleva a todas partes, especialmente a sus intervenciones quirúrgicas. El Dr. McNeely diagnosticó al peluche con un “desgarro del brazo”. Así que, siguiendo el mismo procedimiento que realizó con McKie le colocó algunos puntos en el brazo para que pudiera estar en buenas condiciones.

Después de reunirse con su peludo amigo, el niño de 8 años estaba extremadamente emocionado. Su papá dice: “Jackson estaba en las nubes, se sentía muy feliz de tener a su peluche acostado en la cama. Nos sentimos muy agradecidos por estar allí”.

Se ha informado recientemente que ambos pacientes se están recuperando de manera exitosa. ¿Verdad que hacen falta más profesionales dedicados como estos?

Deja un comentario