Un niño de 3 años tiene cáncer y su madre pide ayuda porque le niegan la medicación por ser “cara”

La mujer desesperada denunció a través de su cuenta de Facebook que no le entregan la droga para comenzar el tratamiento de inmunoterapia que salvará la vida de su hijo.

Enzo es un pequeño de 3 años de edad oriundo de la provincia de Mendoza, Argentina que hace 9 meses se ha enfrentado a la dura batalla contra el cáncer. Lo más difícil de la situación es que requiere una droga para completar su tratamiento y la fecha límite de la administración es el 26 de octubre.

La situación es muy complicada porque hasta el momento no se ha logrado que le suministren la medicación, lo que ha llevado a su madre a una dura batalla legal. Ella, como medida desesperada y en defensa de su hijito, ha decidido acudir a las redes sociales para dar a conocer y difundir su caso.

Una batalla legal que no tiene justificación

Valeria Espinoza es la madre de Enzo y ha decidido contar su historia por medio de Facebook. Agotada de la burocracia, reuniones sin sentido y papeleo abrumador, ha dado a conocer la situación a la que se ha enfrentado estos últimos meses.

Y es que su obra social se ha encargado de darle la espalda, así que Valeria quiso denunciar esta difícil situación. A su hijo se le diagnosticó un tipo de cáncer con metástasis en huesos, páncreas y médula ósea, conocido como neuroblastoma.

De allí en adelante se ha enfrentado a una ola de situaciones complicadas. Ha sido terrible para ella ver a su pequeño pasar por sesiones de quimioterapia, una operación para extraerle un tumor, así como un trasplante de médula ósea; sin contar que el niño también ha tenido que pasar por radioterapia.

Denuncia a la obra social

Ospelsym es una obra social que se encarga de llevar los casos de empleados en el rubro de limpieza, convirtiéndose en el principal obstáculo para que su hijo reciba el tratamiento. La oncóloga solicitó un importante tratamiento que debe ser aplicado durante 120 días pero que la obra social se niega a suministrar.

Mira también:  Instinto maternal: ¿mito o realidad?

Dicho tratamiento es imprescindible porque es lo que permitirá que el trasplante de médula ósea esté en perfectas condiciones, bloqueando por completo la aparición de nuevos tumores.

La madre ha indicado que la obra social no quiere hacerse cargo de dicho tratamiento porque a su juicio “es demasiado caro”. Pero Valeria se encuentra desesperada porque esta inmunoterapia es vital para que su hijo pueda vivir, mientras que los de la obra social dicen que su empresa quedaría en quiebra si proporcionan dicha medicación.

Situación de urgencia

A esta madre no le quedan más opciones. Faltan muy pocos días para la fecha límite para la administración del tratamiento. Ha colocado en su red social que aunque no le gusta hacer pública su vida personal, se ha visto obligada a hacerlo por una causa mucho mayor: la vida de su hijo.

Los esfuerzos de la madre muestran que no se ha dado por vencida. Como es de esperar, la notica se ha hecho viral y muchas más personas han comenzado a mostrar apoyo a su noble causa.

Recientemente ella ha expresado: “Les pido a las personas que me conocen y a los que no, que me ayuden a compartir y difundir, siempre con respeto pero tomando conciencia que mas allá del dinero hay una vida de por medio y que es vital para Enzo que él pueda terminar su tratamiento”.

La demanda legal no ha tenido resultados

El problema es que la obra social ha intentado al máximo estirar los plazos. “Ante la negativa y la evidente intención de dilatar el tratamiento de Enzo hemos decidido difundirlo en los medios”, dice la angustiada madre.

Mira también:  Un niño de 6 años tendrá un nuevo DNI con otro sexo

El diario Los Andes reveló que el juez que ha llevado este caso falló a favor de Valeria, indicando que Ospelsym tiene que cubrir los gastos del medicamento. A pesar de ello la institución de salud ignoró lo expuesto y ha dilatado el asunto sin ofrecer ningún tipo de respuesta.

El abogado de la familia ha aseverado que el costo de este tratamiento asciende hasta los 7 millones de pesos. Con estas palabras Jorge Calorio expresa su opinión: “hasta el momento no consta en el expediente que se haya comenzado con el trámite de importación. Pedimos al juez que imponga una multa de $ 50 mil por día hasta que tomen las medidas pertinentes”.

¿Cuál es la excusa que coloca la obra social?

Julio Spadaro se ha convertido en el abogado de Ospelsym, llevando este caso para fallar a favor de esta obra social e indica que están agotando todos los medios que tienen a su disposición para ofrecer la garantía de la importación del medicamento.

“Se están haciendo las diligencias con distintas instituciones estatales como la Anmat, la Superintendencia de Servicios de Salud, la Secretaría de Salud de la Nación para contribuir a cubrir el medicamento” concluyó el abogado defensor.

¿Será esto cierto? Aun no se sabe, puesto que ha sido la única respuesta brindada, sin noción alguna de que realmente se esté llevando a cabo la importación de la droga.

Solo nos queda a nosotros ser solidarios y compartir la información para ejercer presión y que Enzo pueda recibir por fin su tratamiento.

Deja un comentario