Embarazada queda en silla de ruedas y pierde a su bebé por hacerse un tatuaje

Se tatuó debajo de uno de sus senos y contrajo una infección bacteriana que terminó por afectar su médula espinal.

Embarazada queda en silla de ruedas y pierde a su bebé por hacerse un tatuaje

Luisa Fernanda Buitrago, que actualmente tiene 16 años, ha sufrido una de las consecuencias más trágicas por  hacerse un tatuaje debajo del seno.

Cuando tenía 14 años, Buitrago quedó embarazada de su primer hijo. Tomó la decisión de hacerse un tatuaje debajo del seno, pero le trajo terribles consecuencias porque adquirió una bacteria que afectó la médula espinal, dejándola postrada en una cama.

Lo más difícil de la situación es que debido al fuerte tratamiento administrado para combatir dicha bacteria, sufrió un aborto espontáneo, llevándose así la vida del hijo que llevaba en su vientre. La joven oriunda de Colombia, específicamente de Monterrey, ha decidido ahora compartir su historia.

“No me dejes caer jamás”

Luisa se tatuó estas palabras sin pensar que sería esto lo que la haría caer en la difícil condición en la que se encuentra actualmente. Su historia se ha hecho viral, y a sus 16 años la comparte para que otras madres puedan tomar conciencia de lo que ella ha vivido.

Tan solo 15 días después de haberse realizado su primer tatuaje comenzó a experimentar síntomas inexplicables para ella. “De repente mi estómago empezó a hincharse, me dolía fuertemente la espalda, mis partes íntimas estaban adormecidas y sentía un constante hormigueo en los pies”, expresó la joven a un diario local.

A causa de ello fue llevada de emergencia a un hospital de Villavicencio, donde fue internada y tras varios exámenes se descubrió que tenía una bacteria que afectó su médula espinal y el nervio ciático. Con el tiempo perdió la sensibilidad en las piernas, quedando postrada en una cama.

Mira también:  El embarazo fortalece el corazón de las mujeres

¿Es peligroso tatuarse durante el embarazo?

La respuesta a esta pregunta es relativa. Mucho tiene que ver con la higiene del lugar en el que se realice este procedimiento.

Esta fuerte infección bacteriana es producto de la falta de higiene del lugar en el que se hizo dicho tatuaje. A raíz de toda esta situación se le tuvo que iniciar un fuerte tratamiento que incluía varios medicamentos para eliminar la bacteria, así como varias operaciones para drenar el líquido alojado en la columna.

Luisa fue sometida a este difícil procedimiento por un mes y medio, hasta que las peores noticias llegaron: perdió a su bebé tras un aborto espontáneo, quedando devastada tras la desgarradora noticia.

“El neurocirujano me mencionó que no iba a poder caminar durante algún tiempo, esto fue devastador para mí. Siempre he sido una joven independiente y estar en una silla de ruedas, recibiendo ayuda de otros, no era mi idea de una juventud ideal”.

Así que mejor prevenir que curar. Si piensas hacerte un tatuaje durante el embarazo sería mejor que esperaras al nacimiento de tu bebé.

Deja un comentario