Una madre de cuatrillizos comparte las fotos de sus estrías en Facebook y la criticaron cruelmente

La joven madre de 23 años no se quedó callada y les respondió a los usuarios junto al apoyo de otros. ¿Por qué la gente puede llegar a ser tan dañina?

Una madre de cuatrillizos comparte las fotos de sus estrías en Facebook y la criticaron cruelmente

Luego de dar a luz, las mujeres llevan recordatorios físicos que quedan como prueba de su maternidad: por el resto de la vida tienen estrías, hoyuelos o cicatrices que lo confirman.

Muchas de ellas ven estas marcas como una especie de premios por las duras batallas que han luchado arduamente y que han ganado, mientras que otras lo ven como una desagradable realidad que tienen que aceptar.

La cruda verdad del postparto

Aunque son diferentes los sentimientos entre una mujer y otra respecto a su cuerpo tras el embarazo, es preciso que cada una sepa que nunca debería avergonzarse por sus cicatrices. Pero lamentablemente, la vergüenza corporal ha sido exactamente lo que esta mujer ha tenido que enfrentar.

Se trata de Doreeng Ching, una joven que a sus 23 años es madre de cuatrillizos de 2 años de edad. Hace poco compartió una fotografía de su abdomen en Facebook para mostrar los resultados luego del embarazo de sus cuatro hijos.

La razón de su publicación

Ching escribió que constantemente recibe preguntas de muchas madres que tienen dudas sobre como deshacerse de las estrías. En vista de ello, decidió postear una imagen de cómo realmente se ve su abdomen tras el embarazo y adjuntó un comentario que decía: “Este es el precio del embarazo. Aún si tienes dinero es imposible deshacerse de estas marcas”.

Ching fue sincera sobre lo difícil que ha sido para ella llegar a aceptar su nuevo cuerpo, indicando que su primera reacción luego de haber dado a luz fue echarse a llorar. “En ese momento tenía 21 años, y me preguntaba cómo podría aceptar mi apariencia por el resto de mi vida. Al salir de la sala de partos me miré en el espejo y estallé en llanto”.

Mira también:  Un papá envió en pañales a su hija de 3 años a la escuela

Comentarios en las redes sociales

Las reacciones no se hicieron esperar, unas a favor y otras en contra, como es común. Sin embargo, muchos fueron crueles: algunos escribieron que la apariencia de Ching era “desagradable”, que se asemejaba a “la papada una ballena” y que esperaban no parecerse nunca a ella.

Otros colocaron enlaces a distintos procedimientos y productos que podrían tratar el problema de las estrías. Una mujer colocó tajantemente: “¿Las madres tienen que pagar este alto precio solo para tener familias que las amen? Um, no gracias”.

Algunos simplemente dejaron de lado los insultos verbales y colocaron el emoji del vómito, como símbolo de desprecio. Ahora bien, decenas de madres orgullosas felicitaron a Ching por tener cuatro hijos y le dijeron que no se avergonzara, que debía sentirse orgullosa del duro trabajo que su cuerpo había hecho para poder traerlos al mundo. “Estas rayas de tigre las ganaste por ser madre”.

La mamá se defiende

Ching realizó otra publicación en Facebook: “Veo claramente que muchas personas me dicen fea y esto me hace enojar. Algunos hombres han dicho que todo es mi culpa por querer tener tantos hijos ¿Tienen algún respeto por las mujeres del mundo, tal vez por su madre o su esposa?” Escribió Ching para responder a las acusaciones.

Esta segunda publicación es una clara prueba de que esta orgullosa madre no permite que otros la depriman y, por otro lado, es un gran ejemplo para todas aquellas que luchan cada día con este tipo de circunstancias que la maternidad trae aparejadas.

¡Defendamos a esta leona y dejémosle un mensaje de apoyo en su publicación!

Deja un comentario