Polémica por el lanzamiento de la versión masculina de una muñeca con genitales explícitos

Se trata de las populares muñequitas LOL Surprise! Ya se han dividido los bandos de los que están a favor y en contra.

Polémica por el lanzamiento de la versión masculina de una muñeca con genitales explícitos

En muy pocos días ya llega la Navidad y muchos papás seguramente ya han comprado o están por comprarle a sus hijos uno de los juguetes más populares y que más desean: las muñequitas LOL Surprise!

Solo estaba disponible la versión femenina de la muñeca, pero ahora la compañía que la ha creado, MGA Entertainment, ha lanzado al mercado la versión masculina generado un gran debate. ¿Es correcto que un muñeco venga con los órganos genitales a la vista?

De acuerdo a The Sun, muchos padres han comentado negativamente sobre la necesidad de mostrar explícitamente el sexo de un muñeco.

“¿Por qué los niños de las muñecas LOL Surprise tienen genitales masculinos? Considerando que la mayoría de los consumidores son niñas, les sugiero este cambio INMEDIATAMENTE. Un fracaso tan grande; por favor, dejen el área genital vacía” escribió indignada una mamá.

No obstante, también hay muchos padres a favor de la iniciativa, aceptando sin problemas la nueva versión del juguete ya que en el paquete se advierte que la figura tiene “genitales anatómicamente correctos” y el adulto puede decidir comprarlo o no.

Las declaraciones del fabricante de la muñeca

Debido al revuelo que se ha disparado luego del lanzamiento el CEO y fundador de MGA Entertainment Isaac Larian, comentó recientemente New York Post lo siguiente: “Todos nuestros muñecos LOL Surprise han sido (y seguirán siendo) anatómicamente correctos. Creemos en la importancia de la claridad y la autenticidad de nuestros productos y de nuestros consumidores, y este enfoque se ha aplicado a todos nuestros productos durante los últimos 40 años”.

Además comentó que las muñecas siempre estuvieron disponibles durante muchos años de esta manera, especificando en el packaging la advertencia genital.

Mira también:  El niño de 16 meses

“Todos los packagings tienen impresa una notificación, incluso sitios web y páginas de venta de productos indican que las figuras de LOL Surprise! son anatómicamente correctos. Después de todo, los seres humanos son naturales y anatómicamente correctos. ¿Queremos luchar contra la naturaleza y dar una falsa impresión a los niños desde una temprana edad? Los padres pueden decidir esto y comprar o no comprar” agregó Larian.

¿Qué recomiendan los especialistas?

De acuerdo a los especialistas, es recomendable que el niño emplee la terminología adecuada para designar los genitales. Diversos estudios han demostrado que tener una términología genital adecuada, mejora la imagen corporal del niño, la confianza en sí mismos y la apertura hacia sus pares. Por otro lado se vuelven más perceptivos ante situaciones de abuso sexual, lo que conlleva a una dismiunción del riesgo.

¿Pero, sucede los mismo con la imagen de los genitales en un muñeco? Según la doctora Jeanette Raymond, psicóloga clínica y terapeuta familiar en Los Ángeles la respuesta es afirmativa.

“Es más valioso [que un muñeco] tenga genitales anatómicamente correctos cuando uno está enseñando [al niño] las partes del cuerpo o cuando sietnen curiosidad” informó la doctora.

Pero no es que por comprar un muñeco esta curiosidad se va a despertar. Los niños siempre quieren conocer todas las partes del cuerpo humano.

“Los niños son curiosos por naturaleza y hacen las preguntas pertinentes más directas, y lo harán independientemente de si las muñecas son anatómicamente correctas o no. Las niñas tal vez quieran preguntar sobre la muñeca femenina que no tiene vagina y labios o labios que no se parecen a su cuerpo. Es una gran oportunidad para hablar de la anatomía y de cómo cambia con la edad. Lo mismo con los muñecos masculinos. ¿Muestran anatomía basada en la pubertad o prepubertad antes de que los testículos hayan descendido o después? ¿Circuncidado o no?” agregó la especialista.

Mira también:  El niño de 33 meses

“No se trata de las muñecas en sí, sino del estímulo de curiosidad que es vital”, concluyó la doctora Raymond.

Deja un comentario