Algunas razones por las que no deberías discutir con una embarazada: afecta directamente al bebé

El estrés durante el embarazo puede llegar a afectar seriamente el proceso de gestación, causando problemas en el bebé. Aquí te contamos por qué no debes alterar a una embarazada.

Algunas razones por las que no deberías discutir con una embarazada ya que afecta directamente al bebé

Una de las etapas más hermosas en la vida de una mujer es la del embarazo, y así como es de especial también es un periodo muy delicado.  Los problemas del día a día, la tristeza, el estrés durante el embarazo y muchos otros factores de nuestra cotidianidad pueden producir grandes desequilibrios hormonales que afectan directamente al bebé en desarrollo, y es por esta razón que los cuidados durante esta etapa no deben faltar.

Como te contamos anteriormente, las alteraciones emocionales negativas que puedas sufrir durante el embarazo, desencadenan efectos dañinos para tu bebé. Aquí mencionamos los siguientes.

Desarrollo del bebé más lento

El desarrollo corporal y cerebral de tu bebé será más lento, motivado a desordenes hormonales que se presentan en el embarazo en situaciones como las que mencionamos anteriormente.

Bajo peso al nacer

Tu bebé puede presentar bajo peso al nacer, al igual que en el punto anterior los desórdenes hormonales atrofian el correcto desarrollo del niño donde también se observa pérdida de peso.

Parto prematuro

Puedes tener un parto prematuro. Durante el embarazo la mujer puede ponerse nerviosa muy fácilmente. Estas alteraciones pueden ocasionar subidas en la presión arterial y convertirse en preeclampsia (hipertensión gestacional) que además afecta de igual forma el desarrollo del bebé. Asimismo también puede causar alteraciones en la placenta desencadenando un parto prematuro.

Consecuencias en su comportamiento futuro

El comportamiento de tu hijo en el futuro puede verse afectado. Los cambios negativos en tu estado mental, producidos por diversos golpes emocionales como el estrés, la depresión durante el embarazo y los enojos (sean estas pequeños o grandes), a la larga pueden verse reflejados en el comportamiento de tu hijo durante su crecimiento.

Mira también:  Problemas visuales durante el embarazo

La clave: evitar las discusiones y los enojos

Los problemas y tensiones en nuestra vida son inevitables, pero recuerda que dentro de ti está ocurriendo todo un proceso de desarrollo, el cual para que no se vea afectado de ninguna forma, el embarazo debe transcurrirse de la manera más tranquila posible.

Es por ello que te recomendamos evitar las discusiones y los enojos, mantenerte alejada de los problemas, tomar todo lo más calmada posible, y recordar que lo principal es tu salud y la de tu bebé. Depende de ti que tu embarazo sea la más experiencia más bonita de tu vida.

Deja un comentario