Diabetes y embarazo

Si la diabetes requiere habitualmente un seguimiento diario , durante el embarazo este control debe ser más estricto para llegar a la dosis correcta de insulina y prevenir complicaciones maternas y fetales

Diabetes y embarazo

Contenidos

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por la imposibilidad de ingresar la glucosa en las células de los diferentes tejidos, por falta de producción o por resistencia a la insulina, sustancia responsable de este proceso. Aquí te contamos qué es lo que pasa cuando una mujer diabética se embaraza o porqué una mujer sana puede tornarse diabética durante el embarazo. A continuación respondemos algunas de las preguntas más frecuentes que se formula una mujer diabética que busca un embarazo y dudas que le pueden surgir en el transcurso de los nueve meses de gestación.

¿Puedo tener hijos siendo diabética?

Absolutamente sí. Lo único que se recomienda es tomar la decisión antes de los 35 años y conocer las complicaciones relacionadas con la enfermedad que pueden surgir.

¿Por qué se considera un embarazo de alto riesgo?

La hiperglucemia (concentración de glucosa en sangre mayor a lo normal) elevada y por tiempos prolongados está asociada a interrupciones espontáneas del embarazo, malformaciones del bebé, exceso de peso del bebé, y como consecuencia partos más dificultosos.

¿Hay riesgos maternos?

El embarazo puede agravar complicaciones ya existentes de la diabetes, especialmente los problemas visuales como la retinopatía, que debe ser tratada antes del inicio del embarazo.

¿Si tengo retinopatía diabética puedo embarazarme?

No es una contraindicación para quedar embarazada, pero requiere de tratamiento previo al embarazo (idealmente con láser) y un control permanente con el médico oftalmólogo durante todo el transcurso del mismo.

Mira también:  La larga batalla de una mamá para aceptar su cuerpo luego del embarazo

¿Si tengo proteinuria puedo embarazarme?

No está demostrado que la nefropatía diabética se agrave durante el embarazo. Sin embargo si no existía hipertensión arterial previa, hay chances de que aparezca durante el transcurso del embarazo y complicarlo. Con tratamientos farmacológicos puede manejarse sin riesgos importantes para el bebé. En el caso particular de que la proteinuria este asociada a insuficiencia renal (que se manifiesta por el aumento de la creatinina en sangre), el crecimiento del bebé está muy comprometido y las complicaciones son muy frecuentes en la madre y/o el bebé. En este caso no se aconseja el embarazo.

¿Mi hijo corre riesgos de ser diabético en el futuro si soy diabética insulina-dependiente?

El riesgo existe, pero es sólo un poco mayor que el del que corre la población general. Se puede estudiar el riesgo mediante marcadores específicos en sangre del bebé. Son marcadores genéticos e inmunológicos que se realizan a los recién nacidos, lo que puede permitir en algunos casos tratamientos preventivos.

¿Qué es un embarazo programado y por qué?

La mejor manera de reducir riesgos maternos y del bebé es buscar el embarazo después de un control diabetológico y ginecológico que muestre un perfecto equilibrio de la glucemia y controlar el metabolismo muy de cerca durante toda la gestación.

¿Cuáles son los exámenes necesarios?

El diabetólogo examinará los niveles de glucemia, el de hemoglobina glucosilada (que informa el equilibrio de los niveles de glucemia de los últimos dos meses), que debe estar por debajo del 7%. Es importante investigar la retina (retino-fluoroceinografía), estudiar si hay proteínas en la orina y un dosaje en sangre de creatinina para valorar el funcionamiento renal. También debe valorarse el funcionamiento del sistema cardiovascular. Tambien son mayores los controles ecograficos para evaluar el crecimiento de tu bebé y Eco-Doppler color para estudiar la oxigenacion y distrubucion sanguinea fetal.

¿Es necesario aumentar los controles diarios de la glucemia?

Es un período en el que hay que mantener un perfecto control glucémico, por lo que serán necesarios varios controles diarios para llegar a una dosis justa de insulina. Es necesaria una medición previa a cada comida y otra postprandial, al menos una vez al día, que se irá rotando durante la semana para evaluar distintos momentos del día.

¿Si mi diabetes la trato con comprimidos por boca qué pasa?

Se deben interrumpir los antidiabéticos orales (sulfonilureas o biguanidas) por que están contraindicados durante el embarazo. Debe comenzarse a usar Insulina inyectable.

¿Cuáles deben ser mis niveles de glucemia durante el embarazo?

El embarazo conlleva una modificación de los requerimientos de insulina, lo que hace a veces difícil mantener un buen equilibrio glucémico, pero gracias al autocontrol es posible mantener una glucemia en ayunas entre 80 y 100 mg% y postprandial entre 120 y 140 mg%. Este equilibrio permite un desarrollo normal del embarazo, con partos a término con bebés de peso normal.

Mira también:  Nuevo dispositivo móvil que registra las contracciones uterinas

¿La dosis de insulina cambia durante el embarazo?

La tendencia es a disminuir durante el primer trimestre, por riesgos de hipoglucemias. Durante el segundo y tercer trimestre las necesidades de insulina van en aumento por efecto de hormonas placentarias que bloquean la acción de la insulina.

¿Cuáles son los riesgos para mi bebé de hiperglucemia prolongadas?

El mal equilibrio de las glucemias en las primeras semanas de la concepción puede ser el origen de malformaciones congénitas. Cuanto mejor se mantengan los niveles de glucemia en las primeras semanas, menores los riesgos del bebé. Durante el transcurso del segundo y tercer trimestre los riesgos de la hiperglucemia son aumento exagerado de peso del bebé (macrosomía).

¿Cuáles son los riesgos para mi bebé si tengo hipoglucemia?

Si los períodos de hipoglucemia son cortos o moderados, no acarrean riesgos al bebé.

¿Puedo continuar inyectándome la insulina en la piel del abdomen?

La inyección subcutánea es muy superficial y no trae ningún riesgo al bebé, además la piel abdominal es un lugar en donde la absorción de la insulina es muy buena.

¿Debo modificar mi dieta?

Como toda mujer embarazada, el régimen debe ser variado, equilibrado, rico en calcio, hierro y vitaminas. Si existe sobrepeso, pueden disminuirse moderadamente los aportes de calorías y de hidratos de carbono.

¿Debo aumentar la frecuencia de controles glucémicos capilares?

Lo ideal es mantener los niveles de glucemia muy controlados, lo que requiere en promedio 6 a 7 controles diarios.

¿El azúcar en la orina tiene importancia?

Durante el embarazo no tiene ninguna importancia la pérdida de azúcar por la orina, pero la acetona en orina indica necesidad de aumentar la dosis de insulina, ya que significa niveles glucémicos elevados o la aparición de complicaciones como la infección urinaria, dental o stress emocional importante.

¿Quién debe controlarme durante el embarazo?

Es importante un control en conjunto entre el diabetólogo, obstetra y oftalmólogo. Los controles deben ser dos mensuales con el diabetólogo y obstetra y trimestrales con el oftalmólogo. Si surgen problemas en la retina pueden realizarse angiografías e incluso tratamientos con láser durante toda la gestación.

¿Por qué la importancia de controlar regularmente la presión arterial?

El riesgo de hipertensión arterial esta aumentado, si la detección es precoz se puede iniciar un tratamiento que evite complicaciones.

¿El embarazo favorece las infecciones urinarias?

En el caso de diabetes, las infecciones urinarias son frecuentes y pueden alterar el control metabólico de las glucemia. Debe controlarse mediante cultivos de orina durante todo el embarazo, para prevenir complicaciones.

¿Cuántas ecografías debo realizar durante el embarazo?

La primera entre la semana 8 a 12 del embarazo para precisar el inicio del embarazo. Otra entre la semana 18 a 20 para estudiar la anatomía del bebé. Durante el último trimestre se realizan varias para evaluar el crecimiento y vitalidad del bebé.

Mira también:  ¿Diestro o zurdo? Un nuevo estudio revela cómo el bebé adquiere esta preferencia

¿Qué es la macrosomía?

Significa un bebé demasiado grande para su tiempo de embarazo. Es la consecuencia de la secreción excesiva de insulina fetal en respuesta a niveles maternos de glucosa muy elevados.

¿Puedo practicar gimnasia durante el embarazo?

Puede practicarse actividad física suave durante el embarazo si no provoca la aparición de contracciones ni hipoglucemias.

¿El parto se realizará a término o será una cesárea?

Con los controles actuales es muy factible que el nacimiento sea lo más cerca de la fecha probable de parto, si aparecen complicaciones (toxemia gravídica, macrosomía, alteraciones de la vitalidad fetal, etc.) lo más probable que deba adelantarse el nacimiento. La operación cesárea es necesaria en los casos de alteraciones de la vitalidad fetal y macrosomía.

¿Necesitaré insulina después del parto?

La necesidad de insulina disminuye rápidamente después del nacimiento. Si no usabas insulina antes del embarazo, por lo general se suspende en los primeros días del nacimiento.

¿Cuáles son los riesgos inmediatos del recién nacido?

Lo habitual son las hipoglucemias, especialmente en los bebés macrosómicos. Se solucionan fácilmente con un biberón con glucosa o mediante sueros glucosados en infusión intravenosa. En los casos de bebés prematuros el riesgo es la inmadurez pulmonar.

¿Podré amamantar a mi bebé?

Es muy recomendable el amamantamiento en las mujeres diabéticas. No es aconsejable la toma de hipoglucemiantes orales durante la lactancia. La insulina no debe ser interrumpida si es necesaria su aplicación.

¿Qué método anticonceptivo puedo usar después del nacimiento?

Pueden usarse pastillas anticonceptivas que contengan solo progestágenos, óvulos espermicidas o el dispositivo intrauterino a partir del segundo mes del nacimiento.

¿Puedo volverme diabética durante el embarazo si no lo era?

Sí. Se llama diabetes gestacional y es la que se diagnostica durante el embarazo. En algunas personas, existe una predisposición al desarrollo de diabetes, pero que se encuentra oculta. Durante el embarazo, debido a la acción de hormonas placentarias, esta labilidad se hace manifiesta y se desarrolla lo que se conoce como diabetes gestacional. Se descubre por una alteración de pruebas de sobrecarga a la glucosa o por glucemia en ayunas por encima de los valores normales asociado o no a un incremento de peso anormal de la madre o del bebé. El tratamiento incluye las mismas medidas de cuidado que para una diabética previa, en algunos casos con necesidad de utilizar insulina e implica los mismos riesgos.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

265 comentarios sobre “Diabetes y embarazo”

  1. Mi nivel de azúcar en sangre era de 300, luego de unas semanas bajo a 150 y ahora lo mantengo en 110. Estoy muy feliz porque recuperé mi salud y además el libro me ayudó a perder 20 kilos. Cada vez tengo mas energia y me siento genial!
    Muchas Gracias Dr. Andrés Di Angelo por ayudarme verdaderamente a revertir mi diabetes!
    Si te quieres saber mas
    http://guideclics.com/libredediabetes/

    Rosalba Cantero de México, DF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *