La dieta normocalórica durante el embarazo

La dieta normocalórica durante el embarazo

¿Cuántas calorías diarias son necesarias?

Desde el momento que te enteras que estás embarazada, debes poner especial atención a cómo te alimentas. Es fundamental un incremento en la cantidad y calidad de las calorías que ingieres debido a las exigencias nutricionales propias del embarazo. Normalmente una persona con una actividad física promedio debe ingerir entre 1.800 y 2.200 calorías diarias, pero en la embarazada esta cantidad debe aumentar a 300 calorías extras, para permitir un desarrollo normal del bebé.

¿Qué debo comer?

Comer mejor no significa comer más cantidad. ¡No debes comer por dos! Debes inclinarte a comer comidas naturales y sanas, evitando las comidas que contengan carnes crudas (sushi, ostras, cerdo o aves poco cocidas), leches no pasteurizadas o quesos blandos como el camembert o brie, ya que estas comidas pueden ser portadoras de bacterias que causan enfermedades a tu bebé.

¿Qué sucede con el alcohol?

Recuerda que el alcohol también es perjudicial para tu bebé, aún en cantidades pequeñas pueden ser causa del síndrome alcohólico fetal.

¿Qué sucede con la cafeína?

Mucha gente desconoce que las bebidas cola son fuente de cafeína como la contenida en el café, té y chocolate. La cafeína en exceso (más de 350 mg. diarios), puede ser causa de interrupción de embarazos, bajo peso al nacer y muerte súbita del bebé.
Trata en lo posible de beber bebidas descafeinadas, leche pasteurizada, jugos naturales de frutas o agua mineral natural.

Mira también:  Viajes en ómnibus o en tren durante el embarazo

¿Debo suplementar mi dieta?

En general, muy pocas mujeres pueden alimentarse apropiadamente aportando todos los elementos vitamínicos, minerales y proteínas necesarios para un correcto desarrollo del bebé. Por eso a veces, es necesario un suplemento de algunos de estos elementos fundamentales para sobrellevar un embarazo saludable, disminuyendo los riesgos de algunas enfermedades en tu hijo. Tal es el caso del ácido fólico, cuya ausencia en la dieta se asocia a enfermedades del tubo neural en el bebé como espina bífida, anencefalia y mielomeningocele.

Desde el momento que decides comenzar la búsqueda del embarazo, necesitas un aporte extra de ácido fólico, de 1 a 4 mg. diarios, durante al menos 2 meses antes de concebir y hasta completar el primer trimestre de la gestación. Más adelante será necesario un aporte extra de calcio y de hierro.
Muchas veces se indica su incorporación preventiva mediante suplementos, para asegurarse de que se reciban los aportes necesarios para el buen desarrollo del bebé y evitar también anemias u osteoporosis en la madre.

¿Qué sucede con las vegetarianas?

En los casos de embarazadas estrictamente vegetarianas, deben estar muy bien supervisadas para no presentar déficit de elementos indispensables para el desarrollo fetal. Recuerda que los aportes deben ser los justos, la ingesta excesiva de ciertos minerales o vitaminas pueden también ser causa de enfermedades en tu bebé.

98 opiniones en “La dieta normocalórica durante el embarazo”

  1. hola soy rosmery tengo una embarazo de 25 semanas y quiero sabersi en esta etapa voy a seguir subiendo de peso y que debo comer ya que mi peso normal era de 52 y ahora estoy pesando 80 esto sera perjudicial o le beneficia a mi bebe para que nasca con buen peso la verdad no lo se gracias chauuu espero su respuesta

  2. hola! amigas tengo 11 semanas de embarazo y mi dieta es estrictamente de frutas bueno en realidad es porque es lo unico que puedo comer y que me dan ganas, pero no se si es bueno consumir tantas porque como demasiadas
    alguien me podria decir si es bueno o malo?

Deja un comentario