Dieta vegetariana en el embarazo

Dieta vegetariana en el embarazo

Carencias nutricionales de la dieta vegetariana

El embarazo es una situación donde los nutrientes, en especial el hierro, el calcio y las proteínas se deben encontrar aumentados para favorecer el correcto crecimiento del bebé.

Existe una gran variedad de regímenes en los que predominan los alimentos de tipo vegetal y se excluyen los alimentos de origen animal, en especial la carne. Esta supresión de alimentos trae como consecuencia carencias de los nutrientes necesarios para un adecuado desarrollo del embarazo.

Se conocen 3 tipos de dietas vegetarianas, la lactovegetariana, la ovovegetariana y la ovolacteovegetariana. A continuación te explicaremos que debes tener en cuenta en cada una de ellas para suplementar estas carencias nutricionales.

Dieta lactovegetariana

Los lactovegetarianos (consumo de vegetales, cereales, lácteos y frutas) aceptan los productos lácteos (yogur, queso, leche), pero rechazan los huevos y el pescado. Hay que tener presente que los cereales tienen déficit de algunas proteínas importantes para el organismo, pero complementados con los lácteos (leche, yogur o queso) mejoran su nivel de calidad. Igualmente las pacientes que realizan este tipo de dieta presentan un déficit de hierro y de vitamina B12, por lo que es recomendable suplementarlos durante el embarazo.

Dieta ovovegetariana

El ovovegetariano (consumo de cereales, vegetales, huevos y frutas), presenta problemas serios de carencia de calcio ya que excluye la leche y sus derivados. Es importante saber que los cereales integrales (que contienen ácido fítico) alteran la absorción del poco calcio que se puede encontrar en los otros alimentos. En estos casos será indispensable la suplementación con calcio.

Mira también:  Recuperación postparto

Dieta ovolactovegetariana

El ovolactovegetariano (consumo de vegetales, huevo, lácteos, cereales integrales y frutas) sería dentro de las opciones la dieta más equilibrada, ya que los huevos y leche (adicionada con hierro) proporcionan hierro, calcio y proteínas de muy buena calidad . El consumo de frutas secas (nueces, almendras o avellanas) aumentan el valor calórico, pero no proveen la cantidad apropiada de nutrientes que se necesitan (hierro o calcio).

A pesar de todo esta dieta no es muy completa para la embarazada, es por eso que se recomienda, a las mujeres que realicen una dieta ovolactovegetariana en su vida normal, consultar con su médico o nutricionista para poder desarrollar una dieta equilibrada, con todos los nutrientes y los alimentos que estén enriquecidos con hierro y calcio durante el embarazo y la lactancia.

Cambio de hábitos alimenticios

En todos los casos recomendamos durante este período que se cambien los hábitos dietéticos y se consuman al menos carnes blancas como el pollo y el pescado, para balancear la ingesta de proteínas de elevada calidad debido a que el organismo no las puede sintetizar si no es a partir de su ingesta.

Por otro lado en este período de la vida tan maravilloso es importante cuidarse y cuidar al bebé de cualquier problema por un déficit nutricional, cambiar un poco tus hábitos durante algunos meses hará que tengas un bebé sano y sin deficiencias nutricionales.

71 comentarios sobre “Dieta vegetariana en el embarazo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *