Madre soltera: el desafío de un embarazo sin compañero

A veces la maternidad se atraviesa sin un compañero. En esta nota abordamos el tema para que sepas que un embarazo sin pareja no significa estar sola como para no disfrutarlo.

Madre soltera: el desafío de un embarazo sin compañero

Madre soltera, el desafío de un embarazo sin compañero

Algunas mujeres enfrentan el desafío de un embarazo y una maternidad sin la compañía de una pareja, en algunos casos por decisión propia, en otras por circunstancias ajenas a la propia voluntad. Hay muchas razones que hacen que una mujer pueda encontrarse sola en este momento.

Quizás un embarazo no planeado, inesperado hace que el padre desaparezca. También una relación puede terminar durante el embarazo, o el padre por alguna enfermedad o accidente no puede participar en el mismo. Con menos frecuencia, puede ser una decisión tomada en forma individual.

¿Qué persona puede apoyarme en esta etapa?

El hecho de no tener una pareja no significa estar sola para sobrellevar el embarazo. La contención necesaria puede provenir de otras personas. Un buen amigo o familiar cercano puede apoyar emocionalmente y dar una mano en el momento adecuado. Esta persona puede colaborar durante todo el embarazo y en el momento del parto. Incluso a veces estas personas pueden realizar los cursos preparatorios y como también presenciar el momento del nacimiento.

¿Es necesario una terapia psicológica?

La responsabilidad de tener un hijo, con todos los altibajos emocionales que trae aparejados y sin el amor ni el soporte de una pareja (emocional y financiero), muchas veces no es tan fácil. Por esta razón es imperativo el mantener durante todo el embarazo y el post-parto una terapia psicológica, ya sea en un grupo (de ser posible en tu misma condición) o bien individual. Cualquiera fuese la situación, tú como madre sola necesitarás de todo el apoyo que puedas encontrar.

Mira también:  Beneficios del yogur durante el embarazo

¿Qué debo tener en cuenta antes del parto?

Será muy útil adelantar tu preparación psicofísica para el parto, en lo posible en grupos de mujeres solas. Comunica al equipo que te asiste tu condición de madre sola. Piensa con anticipación acerca del momento del parto y las primeras semanas que siguen al parto, y organízate de antemano para estar relajada y confortable. Considera también la posibilidad de que alguien te acompañe en el momento del parto para que te brinde el apoyo emocional necesario. A veces los propios padres de la embarazada no comprenden la situación, incluso algunos amigos tal vez tampoco la entienden. En estos casos te aconsejamos tratar de evitar situaciones de conflicto con estas personas.

¿Cómo hago para atender a mi hijo?

Quizás el mayor problema que tengas que enfrentar sea la responsabilidad que representa asistir a un hijo en soledad. Acepta toda la ayuda que te brinden y piensa de antemano como organizarás tu vida después del parto, quien se hará cargo de tu bebé cuando vuelvas a tu trabajo habitual; aprovecha el embarazo para recorrer guarderías o jardines maternales para poder elegir uno con bastante anticipación.

¿Y si el padre rechaza la paternidad de mi hijo?

Si el padre del bebé rechaza la paternidad tienes la opción legal de confirmarla mediante estudios específicos de ADN. Tal vez pases por momentos de rabia y resentimiento que son normales en esta situación, pero debes encontrar el equilibrio que te mantenga emocionalmente estable ante tu hijo. También debes prepararte en los aspectos financieros de la situación. Averigua cómo será tu cobertura social, si se hará cargo de los gastos de los cuidados de tu bebé o debes hacerte cargo tu misma.

Mira también:  ¡Mantuvieron en secreto todo el embarazo para sorprender a su familia con el bebé!

A pesar de todo recuerda que lo más importante es brindarle todo tu amor a tu bebé, que no fue consultado ni pudo decidir estar en este mundo, ello redundará en un niño saludable y feliz a pesar de las dificultades que pueda encontrar en el camino.

Deja un comentario