Un estudio encuentra una relación entre la deficiencia de vitamina D y el aborto espontáneo

El estudio además señala cómo elevar fácilmente los niveles de vitamina D en sangre y sobre todo cómo cuidarse durante el embarazo.

Un estudio encuentra una relación entre la deficiencia de vitamina D y el aborto espontáneo

Se estima que de un 30% al 40% de los embarazos terminan en aborto espontáneo alrededor de la semana 20. Un número alto, debido a que una gran parte de las mujeres tienen una pérdida antes de saber de su embarazo.

Aunque muchas de las causas de aborto espontáneo no se conocen, ahora un estudio reciente encontró que bajos niveles de vitamina D pueden elevar el riesgo de pérdida de embarazo.

Los investigadores del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH) (por sus siglas en inglés), estudiaron a mujeres que habían sufrido una pérdida en ocasiones anteriores. Notaron que las que presentaban niveles bajos de vitamina D se embarazaban con mayor dificultad, teniendo posiblemente mayor disposición a perder el embarazo.

“Nuestros hallazgos indican que la vitamina D puede tener un papel protector dentro del embarazo” dijo el Dr. Sunni Mumford, investigador principal del estudio.

Las mujeres con niveles normales de vitamina D eran 10% más propensas a embarazarse y tenían un 15% más de probabilidades de tener un parto normal. Además, con un aumento de 10 nanogramos de vitamina D por mililitro de sangre, había un 12% menos posibilidades de aborto espontáneo.

“Aunque actualmente no existe evidencia de que la deficiencia en vitamina D es una causa directa de estos resultados, sí se puede observar una relación” afirma la Dra. Philippa Costley, obstetra residente en Melbourne y portavoz del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos de Australia y Nueva Zelanda.

“Este estudio no es definitivo en relacionar la deficiencia de vitamina D con el aborto espontáneo, se requieren más investigaciones.”

“La cantidad de vitamina D en el cuerpo varía dependiendo de la persona, debido a que la mayor producción ocurre cuando los rayos de luz ultravioleta hacen contacto con la piel y activan ese proceso, por esto todos absorbemos cantidades distintas según nuestro tipo de piel y nuestra exposición al sol”.

La doctora comenta que la deficiencia de vitamina D está aumentando en las mujeres porque en la actualidad se toman más recaudos con la cantidad de luz solar que se recibe a diario, debido al riesgo de contraer cáncer de piel. La doctora sugiere que la mejor forma para saber si sus niveles de vitamina D son normales, es consultar a su doctor y pedirle un análisis de sangre.

“Esto tiene mayor importancia si eres una mujer con un color de piel más oscura, si tienes un estilo de vida en el cual recibes poca luz solar, o si usas ropa que cubre la mayoría de tu cuerpo constantemente” dice la Dra. Costley.

La principal fuente de vitamina D es el sol, aunque también se obtiene de ciertos alimentos como, la clara del huevo, el salmón y el aceite de hígado de bacalao. Algunos alimentos son fortificados en esta vitamina, como la leche y la gran mayoría de suplementos vitamínicos recetados para el embarazo.

La Dra. Costley dice que si tus niveles se encuentran bajos, es conveniente que el médico te recete algún suplemento para estabilizarlos.

Dejá un comentario