Vitamina D

Vitamina D durante el embarazo

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D, también conocida como calciferol, calcipotriol, ergocalciferol (vitamina D2) o colecalciferol (vitamina D3), es una vitamina liposoluble que cumple un rol fundamental ya que regula las aportaciones del calcio destinado a los huesos, la concentración sanguínea de calcio y fósforo, y favorece el desarrollo normal del esqueleto del bebé. También interviene en la formación de los dientes y en el funcionamiento del sistema nervioso.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis mínima recomendada durante el embarazo es de 400 U.I. ó 10 mcg. por día (aprox. 1 vaso de de leche fortificada) y lo mismo durante el período de lactancia.

El exceso de vitamina D (aprox. más de 2000 U.I. diarias) puede producir toxicidad, con síntomas similares a los del exceso de calcio como náuseas, vómitos, debilidad, cansancio y dolor de cabeza y en casos más severos presión arterial alta, arritmia cardíaca, dolor abdominal y pérdida de peso. Por esta razón siempre consulta a tu médico antes de comenzar a tomar cualquier suplemento multivitamínico.

¿Debo tomar un suplemento?

Con una dieta que contenga leche obtienes la cantidad de vitamina D requerida por el organismo. Además también la adquieres si te expones al sol durante al menos 15 minutos por día, por estas razones no es necesario tomar ningún suplemento. Sin embargo, se recomienda suplementar a aquellas personas que no se exponen a la luz solar frecuentemente y que además no tomen leche o bien en dietas estrictamente vegetarianas donde se evita la leche, los huevos y el pescado. De todas formas la mayoría de los suplementos prenatales la contienen.

¿Qué alimentos contienen vitamina D?

Las fuentes de mayor contenido de vitamina D son el aceite de hígado de bacalao y los pescados como el salmón, atún, caballa y arenque. También se encuentra en la leche, levadura y en la yema de huevo entre otros.

270 comentarios sobre “Vitamina D”

Deja un comentario