La exposición a gérmenes en la temprana infancia ayuda a prevenir la leucemia infantil

Una reciente investigación indica que los lugares sumamente limpios y la falta de contacto con otros niños predispone la aparición de leucemia infantil.

La exposición a gérmenes en la temprana infancia ayuda a prevenir la leucemia infantil

Un estudio médico realizado en Gran Bretaña y publicado en la revista Nature Reviews Cancer, ha sugerido que tener a los niños aislados en casas sumamente limpias y sin contacto con otros niños podría desencadenar leucemia infantil.

¿No limpiar en exceso nuestros hogares?

El Dr. Mel Greaves, Director del Centro de Evolución y Cáncer del Instituto Londinense de Investigación del Cáncer, señala que cuando los niños no están expuestos a ambientes con suciedad, insectos u otros niños, se pone en marcha una serie de eventos que no les permiten fortalecer su sistema inmunológico.

El investigador señala la ironía del avance de la sociedad: “Mientras todo está más limpio, más peligroso se hace” y detalla que si estos niños son vulnerables en su sistema inmune, hasta una simple gripe puede resultar fatal. El sistema inmunológico es el encargado de generar glóbulos blancos  y al no poder producir los suficientes para combatir infecciones puede sobrevenir leucemia más adelante.

El objetivo: prevenir la leucemia infantil

Tras analizar diversos estudios realizados sobre el cáncer durante los últimos treinta años, esta nueva investigación considera que es posible prevenir la leucemia linfoblástica aguda (LLA).

El mencionado estudio indica que actividades de la vida diaria tales como amamantar, llevar a los niños a la guardería donde se exponen a los gérmenes de otros pequeños, jugar fuera de casa e incluso no tener la casa limpia al extremo, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

El Dr. Mel Greaves, comenta que la investigación indica que la leucemia linfoblástica aguda (LLA) es de origen biológico. Su detonante principal son infecciones variadas en niños predispuestos cuyo sistema inmune no se ha fortalecido. Pero lo importante de todo esto es que la mayor parte de los casos de leucemia infantil podrían prevenirse.

Mira también:  Un estudio demuestra cómo serán las habilidades sociales del niño según la manera de jugar con sus muñecos

“El tratamiento podría ser similar al de las alergias o enfermedades autoinmunes en donde se exponen a los niños a virus inofensivos, para ir creando anticuerpos e inmunidad” explica el especialista.

El estudio también reflejó que la ALL es provocada por una mutación genética que hace vulnerable a los niños. Sin embargo, sólo el 1% de quienes nacen con este cambio son los que desarrollan cáncer posteriormente.

Además, concluyen que la enfermedad se desarrolla cuando estos niños sufren infecciones comunes, particularmente aquellos que nunca estuvieron expuestos a contaminantes naturales, debido al “aislamiento” en ambientes súper limpios.

El Dr. Alasdair Rankin, quien dirige la fundación que financió la investigación, dijo que las investigaciones realizadas por décadas por el Dr. Greaves demostraron también que las probabilidades padecer leucemia infantil aumentan en organismos de niños con antecedentes de riesgo. 

La idea es conseguir tratamientos efectivos y con el menor impacto en cuanto a efectos secundarios, aunque el ideal sería evitar o erradicar este tipo de leucemia, aunque aún falta mucho camino para recorrer. 

El profesor Paul Workman, director ejecutivo del Instituto de Investigación del Cáncer concluyó: “¿Se imaginan un mundo en donde podríamos prevenir la leucemia gracias a este trabajo? Sería un cambio radical en la vida de todos los niños del planeta”.

Deja un comentario