¿En qué consiste un tratamiento de fertilidad?

Cuando una mujer no logra concebir de manera natural, la reproducción asistida es una alternativa que puede ayudarle a cumplir su deseo de ser madre. ¿Sabes en qué consiste?

¿En que consiste un tratamiento de fertilidad?

Las principales técnicas de reproducción asistida son dos: la inseminación artificial y la fecundación in vitro, y para mejorar sus tasas de éxito se puede recurrir a la ovodonación. Te aclaramos en qué consiste cada una:

Inseminación artificial

La Inseminación Artificial consiste en colocar en el interior del útero de la mujer una muestra seleccionada de semen, previamente preparada y optimizada en laboratorio, con el fin de incrementar el potencial de los espermatozoides y las posibilidades de fecundación del óvulo.

Una vez que tu especialista te recomiende esta técnica, hay dos pasos principales a seguir: primero se inicia la estimulación de los ovarios mediante un tratamiento médico, que consiste en la inyección de hormonas. La evolución se irá controlando periódicamente mediante ecografías. Este primer proceso dura alrededor de 10-12 días.

El siguiente paso es la inseminación, que se lleva a cabo cuando los óvulos han alcanzado un desarrollo adecuado. Esto se produce tras haber administrado la hormona hCG (encargada de mantener el nivel de progesterona durante los primeros meses del embarazo) a la paciente, unas 36 horas después aproximadamente. La inseminación es un procedimiento sencillo e indoloro tras el cual no es necesario reposo.

La Inseminación Artificial tiene un porcentaje de éxito en ocasiones superior al 30%, y es variable según la edad de la mujer y el motivo de la indicación.

Fecundación in vitro

La Fecundación in Vitro es una técnica enfocada a lograr la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio, para obtener embriones que puedan transferirse al útero materno. La fecundación de los óvulos puede llevarse a cabo mediante técnica de FIV convencional o Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI).

Mira también:  Optimizando tus hábitos y costumbres antes de buscar un embarazo

Los pasos para seguir este proceso son algo más largos, pero efectivos, pues la tasa de éxito es variable, superando en algunos casos el 50% por ciclo.

Primero se lleva a cabo la estimulación ovárica, que al igual que en el caso anterior, consiste en un tratamiento hormonal para que los ovarios produzcan más ovocitos. Este proceso dura de 10 a 20 días, y mientras tanto se llevan controles clínicos mediante ecografías y análisis de sangre.

La siguiente intervención que se realiza es la captación ovocitaria, para la cual se administra una inyección previamente. Después se lleva a cabo la punción, que se hace en un quirófano y con la paciente sedada para que no sienta ninguna molestia al extraer los ovocitos. En este segundo paso se necesitará también una muestra de semen, de la pareja o donante, dependiendo de la situación, para su capacitación.

El tercer paso es la fecundación, en la que se unen el óvulo y el espermatozoide para después transferirlos al útero de la paciente. Este cuarto paso consiste en la introducción de los embriones a través del cuello uterino. En esta intervención no se requiere el uso de anestesia. Una vez implantados los embriones, habrá que esperar de 12 a 14 días para realizar el test de embarazo.

La ovodonación

El programa de recepción de ovocitos es una técnica de reproducción asistida en la que el gameto femenino (ovocito) es aportado por una mujer donante, para ser implantado en una mujer receptora que desea ser madre.

Mujeres anónimas y que cumplen una serie de requisitos (edad, estado saludable, etc.) ceden ovocitos para que otras mujeres con dificultades para concebir puedan acceder a la maternidad.

Mira también:  10 cosas que no deberías decirle a alguien que tiene dificultades para quedar embarazada

Las tasas gestacionales conseguidas mediante ovodonación superan las habituales obtenidas con otras técnicas de Reproducción Asistida.

¿Cómo elegir un centro de Reproducción Asistida?

A la hora de someterte a una técnica de reproducción asistida es muy importante que elijas un centro de confianza que ofrezca todas las garantías y que esté dotado de especialistas médicos e instalaciones que aseguren en todo momento la seguridad de los pacientes.

Los Institutos de Reproducción Asistida de Quirónsalud ofrecen un servicio integral, especializado con la seguridad de un entorno hospitalario.

En sus centros podrás recibir una atención continuada en cada etapa y durante toda la maternidad, desde el tratamiento de fertilidad, el seguimiento del embarazo, el parto, posparto y la posterior atención médica tanto de la madre como del bebé.

Pide cita ahora para una valoración personalizada en tu Instituto de Reproducción Asistida Quirónsalud más cercano, en el 900 250 255 o en www.quironsalud.es/reproduccionasistida

Ahora además GRATIS la primera cita y un test de fertilidad. Consulta disponibilidad de esta promoción en la web www.quironsalud.es/reproduccionasistida