Castigarán con cárcel a quienes discriminen amamantar en público

La ley se aplicará a quienes condicionen, insulten o intimiden a una mujer por amamantar en vías y espacios públicos.

Castigarán con cárcel a quienes discriminen amamantar en público

El dictamen, aprobado en México el pasado 13 de diciembre, sancionará hasta con 36 horas de cárcel a cualquier persona que afecte de algún modo la lactancia materna por discriminación, agravios o intimidación.

Esta reforma aplicada a la Ley de Cultura Cívica y el Código Penal mexicano está fundada en que cada vez son más los casos de discriminación a madres que dan de mamar a sus bebés en espacios públicos, pudiendo llegar a ser una de las causas por las que una mujer deja de amamantar a su hijo.

La Secretaría de Salud de México revela que sólo 4 de cada 10 mujeres alimentan con leche materna a sus bebés, cifra que resulta preocupante ya que esto implicaría que de cien madres, sesenta no dan de mamar a sus hijos.

Las campañas a favor de la lactancia materna parecen no haber sido suficientes ni efectivas ya que estos números continúan siendo los mismos desde hace muchos años.

Según datos oficiales, revelados en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del año 2012, se detectó un grave descenso de la práctica de la lactancia materna. Del 22,3% se redujo al 12,5% en todas las zonas urbanas a nivel nacional.

Esta comprobado que la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida ayuda a desarrollar y fortalecer el sistema inmunológico del recién nacido, además de prevenir la aparición de diversas afecciones tales como la diabetes, la obesidad, infecciones respiratorias y gastrointestinales. Por otro lado, también reduce el temido síndrome de muerte súbita del bebé.

Asimismo, la lactancia contribuye al buen estado de salud materna, puesto que reduce las probabilidades de manifestación de diversas enfermedades, entre ellas el cáncer de mama y de ovarios. Además, contribuye en la recuperación del peso previo al embarazo y a disminuir el riesgo de padecer depresión postparto y osteoporosis después de la menopausia.

Desde el lado emocional, amamantar a un bebé fomenta el vínculo madre-hijo al establecer lazos afectivos sumamente importantes en las etapas más tempranas de la vida.

Por todo lo dicho anteriormente, se establecieron que dichas infracciones de cualquier individuo que obstaculice, discrimine, o violente el derecho de toda mujer de amamantar a su bebé, supone la violación del derecho a la alimentación, salud y desarrollo integral del infante, y por esto la severidad de la sanción con cárcel.

Esperemos que estas medidas no sean necesarias en otros países ya que la lactancia materna, practicada en cualquier espacio, no debería implicar ninguna ofensa para nadie ya que en realidad promueve la vida.

Deja un comentario