Récord Guiness: Una mamá se extrae más de 1.500 litros de leche para donarla

Tardó 700 días en hacerlo y quiere ser un ejemplo para promover la donación de leche materna.

Récord Guiness: Una mamá se extrae más de 1.500 litros de leche para donarla

Elisabeth Anferson-Sierra empezó la celebración por romper el récord mundial en donar leche materna con su última extracción que significaba todo. “Estoy exhausta” escribió en sus redes sociales luego de haber alcanzado la increíble cifra de 1.583 litros, mientras que el récord actual era de 1.569.

Ella es una ex militar estadounidense, madres de dos, que ha dedicado 700 días de su vida en la extracción de su propia leche materna. Es así como ha podido alcanzar este récord. Además de las 5.000 horas que dedicó a todo lo relacionado con almacenar, conservar la leche, y a limpiar todo lo que empleaba para ello. 

A Elisabeth, lo que más le importa de todo este proceso no es tener el nuevo récord mundial en donar leche materna, con los 1.583 litros de leche que se ha extraído, sino todos los bebés que ha podido beneficiar a través de su dedicada acción.

Extraer la leche, un trabajo demandante

Además de sus bellas hijas de tres años y de diez meses, la vida de esta mujer se centra en la extracción de su leche. Para esto usa un sacaleches doble y dedica alrededor de 5 horas diarias exclusivamente a esta labor, para después emplear 3 horas aproximadamente en almacenar y conservar la leche, y luego limpiar todo muy bien.

Es un trabajo de tiempo completo para ella que, además de todo lo que ha dedicado y el amor que ha puesto en esto, pudo lograr gracias a que tiene una condición que le genera un exceso de producción de leche materna, denominada hiperlactancia. 

En el caso de Elisabeth la hiperlactancia hace que produzca diariamente alrededor de 3,8 litros de leche, lo que representa 10 veces más del promedio de mujeres. Fue este sobreexceso lo que la impulsó a donar su leche a otros bebés que la necesitaran.

Mira también:  Grave descuido: un bebé recién nacido se cae de cabeza desde las manos del médico

Y llegó el récord Guiness

Aunque la cifra no ha sido confirmada aún por la organización Guiness, es una cantidad que deja boquiabierto a cualquiera. Estamos hablando de más de 1.580 litros de leche que está mamá se extrajo y donó para ayudar a otros bebés y a sus familias.

Sin embargo, eso es lo que a ella verdaderamente le importa, no el probable récord Guiness que ha alcanzado:

“A mí me emociona ver las cifras pero me emociona aún más saber que ayudé a muchos bebés y muchas familias. Mi meta no es romper récords, más bien quiero romper con los estigmas sobre la donación de leche materna y convertirme en un ejemplo para ello.”

La organización Prolacta es la que ayudó a distribuir la leche de esta madre en las unidades de neonatología de diferentes hospitales a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Sus mayores destinatarios fueron los niños prematuros de cada una de estas unidades. Y es que estos pequeñitos necesitan la leche materna como una verdadera medicina que los ayuda a salvar sus vidas y a terminar felizmente su desarrollo. 

Una mujer ejemplar

Uno de los resultados más importantes de esta iniciativa que ha tomado Elisabeth es la creación de personas e instituciones que apoyan la lactancia materna. Entre ellas se encuentran donantes, empresas y familias que ayudan a mantener el banco de leche que creó, y que requiere más de 3.000 dólares mensuales para su funcionamiento.

Este tipo de personas, decididas por marcar la diferencia, hacen que cada vez sea más aceptada la lactancia materna, en cualquier lugar y circunstancia, haciéndola más normal y permitiendo que más gente reconozca su importancia.

Deja un comentario